Cuánto dinero debo tener en mi cuenta de ahorro y cómo lograr esa meta

Si tienes claro el objetivo, también esclareces tu proceso

Cuánto dinero debo tener en mi cuenta de ahorro y cómo lograr esa meta
Ahorrar es como regar una plantita, requiere de dedicación para lograr ver sus beneficios.
Foto: Micheile Henderson / Unsplash

Existen varios artículos sobre la importancia de ahorrar, de guardar tu dinero para crear un fondo de emergencia, para realizar un viaje, comprar una casa o simplemente para cualquier otra cosa que desees. Pero nunca te dicen ni la cantidad ni cómo poderlo lograrlo.

Y eso tal vez se deba a que no hay una respuesta correcta. Cada objetivo tiene su propia particularidad y son las personas las que deberían definir esa parte con base en sus ingresos, egresos y capacidad de ahorro.

¿Cuánto dinero ahorrar?

Para empezar, la pregunta que cada persona debe hacerse es: ¿para qué quiero ahorrar? La respuesta te va a dar un indicio de cuál es la cantidad idónea para tus necesidades y objetivos.

Eso sí, es conveniente que sepas que hay ahorros pensados para corto y largo plazo. Un ahorro de largo plazo puede ser tu cuenta de jubilación, juntar capital para el pago inicial de una casa o tu fondo de emergencia; uno de corto plazo es aquel que va destinado para objetivos específicos como lo son unas vacaciones.

Cuánto ahorrar para un fondo de emergencia

Si vas a crear un fondo de emergencia, lo más conveniente es que puedas tener en la cuenta entre tres y seis meses de gastos corrientes como son pagar la renta o la hipoteca, necesidades del hogar (luz, teléfono, agua, gas, recolección de basura, entre otros), la alimentación (sea que compres comestibles en el supermercado o comas en restaurante), el transporte (público o privado) y demás servicios o productos necesarios para tu vida.

Por ejemplo, si al mes gastas $1,500 dólares y percibes $2,000 dólares, entonces para lograr tener un fondo de emergencia, con tus $500 sobrantes, deberías ahorrar como mínimo entre $4,500 (para 3 meses) y $9,000 dólares (para 6 meses). Si ese sobrante mensual lo acumulas íntegro, en 18 meses habrías juntado la cantidad suficiente para seis meses de gastos. Pero no hay límite, entre más juntes con este fin, más seguro te vas a sentir para cuando suceda cualquier tipo de percance. Aunque tampoco deberías seguir acumulando dinero sinfín. Al llegar a tu meta, podrías seguir enviando esa cantidad de ahorro pero a una cuenta de inversión para que te genere más rendimiento.

Cuánto ahorrar para un objetivo a corto plazo

Decidir cuánto ahorrar para tus objetivos a corto plazo es más sencillo. Lo mejor es abrir una cuenta separada para ese tipo de propósitos. Si ahorras para comprar un automóvil o para unas vacaciones, de ante mano puedes calcular cuánto es lo que aproximadamente te costarán y cuánto dinero necesitas reservar cada mes en función a esa meta.

Prioriza siempre pensando en función de tus necesidades más que en tus placeres, por lo que te recomendamos primero cumplir con el objetivo de tu fondo de emergencia. Esto no quiere decir que te olvides de divertirte. Para lograr esta meta, tenemos dos opciones para ti:

  • Que de tus fondos para ahorro de cada mes, abones entre el 60% y el 70% de esa cantidad para un ahorro a largo plazo y el restante para la meta a corto plazo, así no descuidas ninguno de los dos rubros. En el mismo ejemplo de los $500 dólares, entonces podrías ahorrar entre $300 y $350 dólares para tu fondo de emergencia, lo cual te llevaría a cumplir con ese objetivo en un periodo más largo de tiempo, pero el resto lo abonarías pensando en unas necesarias vacaciones.
  • Que te premies por tus objetivos de ahorro logrados. Esto quiere decir que primero te enfoques en el ahorro como una medida de prevención, por ejemplo, concluir tu meta de tres meses para tu fondo de emergencia y al lograr este objetivo, ahora sí juntar dinero para tus vacaciones. En pocas palabras, ahorrar la misma cantidad de dinero, pero en distintos lapsos de tiempo. Aunque aplazas el conseguir tu fondo de emergencia, es posible que juntes el suficiente capital más pronto para comprarte un auto o irte de vacaciones.

¿Cómo ahorrar?

Siempre es conveniente identificar cuentas de ahorro de alto rendimiento para que tu dinero siga generando mes a mes, aunque sea una cantidad mínima. Es mejor eso a dejarlo inservible debajo del colchón. Ahora, ¿cómo puedo comenzar a ahorrar? Aquí algunos consejos obtenidos de bankrate:

  • Establecer metas pequeñas. Si tienes claro cuánto ganas y cuánto sueles gastar, lo más ideal sería ahorrar el resto, pero sabemos que eso no es realista. Así que si te impones ahorrar por lo menos el 10% de tus ingresos, es una meta pequeña que puedes cumplir. Tal vez con el tiempo y la motivación, poco a poco subas tus cantidades de ahorro.
  •  Considera al ahorro dentro de tus “gastos”. El gran error que cometen muchas personas es dejar el sobrante de sus ingresos al final de mes para fines del ahorro. Cuando llegan al cierre de cada mes, se dan cuenta que no quedó nada para ahorrar y lo postergan para el siguiente, y así sucesivamente. Entonces, si ya te impusiste una cantidad establecida para ahorrar, de manera inmediata descártala cuando tengas tus ingresos, envíala a la cuenta de ahorro y olvídate de ella. Vela como el pago de tus facturas regulares. Al final de mes seguirás quedándote sin dinero, pero ahora sí con un capital ahorrado en otro lado.
  • Automatiza tus ahorros. Aunado al punto anterior, haz que la cantidad de tus ahorros se depositen de manera automática a la cuenta destinada para ello. La gran mayoría de los bancos tienen la manera de hacer una transferencia frecuente de una cantidad determinada en el tiempo en el que así lo desees. Por ejemplo, si el día 10 de cada mes, sabes que te llega una cantidad de dinero, entonces, automatiza esta transferencia para el día 11 o 12 mensual.
  • Suma ganancias inesperadas. No decimos que toda la cantidad la ahorres, pero si, por ejemplo, tienes un reembolso de impuestos, ganas un premio, tienes un bono en el trabajo o te llega cualquier ingreso no planificado, pon un porcentaje decente a tu cuenta de ahorros. Tal vez pensar en un 25% (una cuarta parte de ese dinero) sería lo más conveniente. Pero entre mayor sea el porcentaje, mejor para tus objetivos de ahorro.

Ahorrar es simple, lo importante es que tengas la voluntad de hacerlo y con el objetivo claro.

También te puede interesar: