De qué modo se puede refinanciar la hipoteca para pagar la deuda completamente

Un refinanciamiento de hipoteca siempre te debería dar la posibilidad de reducir tus gastos mensuales, por lo que ese dinero podrías ocuparlo para liquidar otro tipo de deudas

Refinanciar una hipoteca podría darte suficiente dinero para liquidar tus demás deudas personales.
Refinanciar una hipoteca podría darte suficiente dinero para liquidar tus demás deudas personales.
Foto: Wunderstock

Refinanciar una hipoteca no sólo te puede ayudar a pagar en la compra de tu vivienda sino en el pago de tus deudas personales. Hay dos formas de refinanciamiento que te pueden convenir, según tus necesidades. Pero en cualquiera te va a permitir tener más dinero para poder liquidar tus pendientes financieros de tarjetas de crédito u otros préstamos personales.

Según datos de Experian, los hogares estadounidenses tienen un promedio de $97,727 dólares en deudas personales. El tipo de refinanciamiento de hipoteca más común te va a permitir ahorrar dinero en intereses, mismo que puedes llevar al pago de tus deudas. Aunque también existe el refinanciamiento con retiro de efectivo.

Recuerda que en cualquiera de los casos, refinanciar una hipoteca significa cancelar el préstamo que actualmente tienes por uno nuevo, es decir, vas a pagar una nueva hipoteca a lo largo del tiempo en que la hayas refinanciado.

Refinanciamiento de hipoteca a tasa y plazo

Este método es el más común y recomendable para propietarios de viviendas que califican para una tasa de interés más baja y tienen saldos de deuda bajos. Un refinanciamiento a tasa y plazo te permite obtener una hipoteca con un nuevo plazo de préstamos, una nueva tasa de interés o ambos.

Con una tasa más baja, ahorras en tus pagos mensuales, lo que te permite tener dinero extra para el pago del resto de tus deudas. Por ejemplo, si tuvieras una deuda de $5,000 dólares en una tarjeta de crédito y tienes un saldo hipotecario de $200,000 dólares con una APR del 5% y un pago mensual de $1,690, al refinanciar por un nuevo préstamo a 30 años con una tasa del 3%, tus mensualidades serían de $1,240 dólares. Los $450 dólares restantes te permitirían pagar la deuda de tu tarjeta en un año, si ésta tuviera un APR aproximado del 18%.

Refinanciamiento de hipoteca con retiro de efectivo

Si eres un propietario de vivienda con una tasa de interés alta, un suficiente valor líquido de tu vivienda y una gran cantidad de deuda, entonces ésta puede ser la mejor opción para ti, ya que podrías tener dinero en efectivo en tus manos.

Cuando realizas un refinanciamiento con retiro de efectivo, obtienes un nuevo préstamo hipotecario por más de lo que debes, cancelas la hipoteca original y te embolsas la diferencia en efectivo. Este dinero extra que pueden ser unos miles de dólares, puede ayudarte a culminar tus otras deudas más pronto de lo que pensabas.

Para solicitar un refinanciamiento de este tipo, es necesario que tengas suficiente valor líquido de la vivienda, es decir, que ya hayas pagado gran parte del valor de tu casa, además de cumplir con otros requisitos que dependerán del prestamista.

Por ejemplo, si tienes un saldo hipotecario de $200,000 dólares, pero esta vez también tienes $10,000 dólares en deuda de la tarjeta de crédito. Con un refinanciamiento con retiro de efectivo, podrías recibir una nueva hipoteca por $210,000 dólares y con eso pagar los $10,000 dólares que debes.

Si bien estas son excelentes opciones de refinanciamiento de hipoteca para poder liquidar tus deudas, toma en cuenta que la decisión de hacerlo conlleva más otros aspectos propios de tu préstamo hipotecario como el hecho de cuánto tiempo llevas pagándolo y el periodo en el que piensas vivir en la propiedad para realmente sacar valor líquido a la misma.

También te puede interesar:

• Los 5 mejores préstamos para refinanciar la deuda de las tarjetas de crédito
• Ahorra hasta $50,000 dólares si refinancias tu hipoteca en tiempos de COVID-19
• ¿Qué es la hipoteca inversa? El préstamo con el que puedes obtener dinero en efectivo de tu prestamista