Declaración de impuestos 2021: cómo saber de qué categoría fiscal eres para determinar cuánto debes pagar

Para saber cuánto debes pagar de impuestos en tu próxima declaración sobre 2021 hay muchas cosas a considerar: estado civil, capacidad de ingresos, dependientes y apoyos del gobierno. Te las explicamos todas

Saca la calculadora y los recibos desde ahora para que no te agarre por sorpresa la próxima y compleja declaración de impuestos 2021.
Saca la calculadora y los recibos desde ahora para que no te agarre por sorpresa la próxima y compleja declaración de impuestos 2021.
Foto: Steve Buissinne / Pixabay

Si eres uno de los contribuyentes que gusta de estar prevenido para la próxima temporada de impuestos 2021, un nuevo contribuyente que no sabe ni siquiera de sus obligaciones fiscales o simplemente quieres informarte de cómo se calcula tu carga fiscal, es importante que sepas en qué categoría estás para conocer el estimado de tu pago el próximo año.

De acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos (IRS), los cargos impositivos oscilan entre el 10% y el 37% de impuesto sobre la renta de un trabajador, dependiendo del tipo de contribuyente que usualmente se basa en su estado civil. Asimismo, las deducciones que las personas pueden presentar para reducir su obligación tributaria para un pago más bajo también dependen de su categoría.

Para saber qué tipo de contribuyente eres, lo primero que debes tener claro es tu estado civil, de esta manera será más fácil calcular tu categoría impositiva. También debes estar consciente de tu capacidad de ingresos, ya que en Estados Unidos hay la oportunidad de no declararlos cuando la persona no logra superar el rango de los $12,500 dólares anuales.

Hay cinco categorías de contribuyentes y de condiciones que se aplican para presentar tus impuestos. La característica principal y que determina el cálculo es tu estado civil al 31 de diciembre del año para el que declaras impuestos, que será el que utilices para todo el año. Es posible que se te pueda considerar en más de un estado civil para efectos de la declaración, por lo que el IRS recomienda que utilices el estado civil para efectos de la declaración que reducirá al máximo tu obligación tributaria.

Las categorías en las que podrías entrar para el estado de tu presentación de impuestos del próximo año y subsecuentes son:

1. Soltero: personas que no están casados, divorciados o separados legalmente.

2. Casados que presentan una declaración conjunta: parejas casadas que optan por presentar una declaración de impuestos en conjunto. Los viudos también pueden usar este tipo de categoría para declarar impuestos en el año que murió su cónyuge.

3. Casados que presentan una declaración por separado: dependiendo de sus necesidades y capacidad de ingresos, es posible que haya matrimonios que opten por presentar una declaración de impuestos por separado para obtener más beneficios fiscales.

4. Jefes de familia: se aplica para un contribuyente hombre o mujer que, generalmente, no está casado y debe pagar más de la mitad del costo para mantener una casa para ti y una persona calificada, como puede ser un hijo o un dependiente adulto o con capacidades diferentes. Esta categoría es compleja, por lo que el IRS advierte que no debes elegir por error esta opción, ya que tienen reglas especiales para calificar a este estado civil.

5. Viudo (a) calificado (a) con hijo dependiente: es un estado similar al de casado que presenta una declaración conjunta, que sólo se aplica si el contribuyente que perdió su pareja tiene un hijo dependiente y que sólo se puede ejecutar por dos años, con algunas restricciones.

Como verás, es importante que no sólo tengas claro tu estado civil, sino que además de tu capacidad de ingresos, tengas claro el término de dependiente, ya que estos podrían reducir tu carga fiscal. La Publicación 501 del IRS se encarga de definir los dependientes, la deducción estándar y la información que debe contener tu presentación de impuestos.

Si tienes hijos o dependientes mayores, es importante que guardes todos los recibos de gastos incurridos durante el año que sean destinados para el trabajo, la educación y el cuidado infantil o de algún dependiente elegible. También reúne todos los recibos de ingresos que hayas tenido durante el año.

Asimismo, para este año fiscal 2021, debes contemplar todos los pagos imponibles o no, como cheques de estímulo, pagos adelantados del Crédito Tributario por Hijos, beneficios de desempleo, entre otros. Todos estos se sumarán para obtener tu ingreso anual bruto y ya el sistema del IRS hará la separación correspondiente sobre cuáles generan impuestos y cuáles no. Por ejemplo, el CTC adelantado podría determinar si debes más impuestos dependiendo de si tus ingresos aumentaron en el año o incluso aún puedes reclamar la mitad faltante como reembolso de impuestos.

Estas son las cargas impositivas que debes contemplar según tu categoría fiscal y tu capacidad de ingresos:

Contribuyentes individuales

• 37% para ingresos superiores a $523,600 dólares
• 35% para ingresos superiores a $209,425 dólares
• 32% para ingresos superiores a $164,925 dólares
• 24% para ingresos superiores a $86,375 dólares
• 22% para ingresos superiores a $40,525 dólares
• 12% para ingresos superiores a $9,950 dólares
• 10% para ingresos de $9,950 dólares o menos

Parejas casadas que declaran por separado

• 37% para ingresos superiores a $314,150 dólares
• 35% para ingresos superiores a $209,425 dólares
• 32% para ingresos superiores a $164,925 dólares
• 24% para ingresos superiores a $86,375 dólares
• 22% para ingresos superiores a $40,525 dólares
• 12% para ingresos superiores a $9,950 dólares
• 10% para ingresos de $9,950 dólares o menos

Parejas casadas que presentan una declaración conjunta y cónyuges sobrevivientes

• 37% para ingresos superiores a $628,300 dólares
• 35% para ingresos superiores a $418,850 dólares
• 32% para ingresos superiores a $329,850 dólares
• 24% para ingresos superiores a $172,750 dólares
• 22% para ingresos superiores a $81,050 dólares
• 12% para ingresos superiores a $19,900 dólares
• 10% para ingresos de $19,900 dólares o menos

Jefe de hogar

• 37% para ingresos superiores a $523,600 dólares
• 35% para ingresos superiores a $209,400 dólares
• 32% para ingresos superiores a $164,900 dólares
• 24% para ingresos superiores a $86,350 dólares
• 22% para ingresos superiores a $54,200 dólares
• 12% para ingresos superiores a $14,200 dólares
• 10% para ingresos de $14,200 dólares o menos

El cálculo de impuestos no es un porcentaje sobre el total de tu ingreso, sino un cálculo progresivo. Por ejemplo, si declaras como único contribuyente y tienes un ingreso imponible de $50,000 dólares durante 2021, no pagas el 22% del total de tu ingreso imponible. Pagarías el 10% sobre los primeros $9,950 dólares ($995 dólares), el 12% sobre los ingresos entre $9,950 y $40,525 dólares ($3,669 dólares) y, finalmente, el 22% sobre los $9,475 dólares restantes ($2,084.50 dólares) para un total de $6,748.50 en impuestos en lugar de $11,000 dólares que serían si se hubiera fiscalizado el total de $50,000 dólares de manera directa.

También te puede interesar:

• Reembolso de impuestos 2020: aún podrías obtener una sorpresa fiscal a tu favor, asegura el IRS
• Impuestos 2021: qué preparaciones debes considerar con la reforma de Biden
• Hubo un ganador de $699.8 millones de dólares de Powerball: cuánto tendrá que pagar en impuestos