Desde caños rotos a filtraciones: Cuándo el seguro de inquilinos cubre y no cubre daños por el agua

La incógnita surge cuando nos preguntamos qué tanto puede cubrirnos cuando hay problemas con el agua, ya sea que ocurra una inundación, una fuga de agua o incluso que haya complicaciones con las reservas de este líquido.

Desde caños rotos a filtraciones: Cuándo el seguro de inquilinos cubre y no cubre daños por el agua
Problemas con la tubería
Foto: Wunderstock

Los seguros están hechos para sacarnos de los apuros cuando ocurre un desperfecto o un accidente. El estar protegidos suele ser un alivio importante para no tener que desembolsar en gastos que no teníamos presupuestados.

Uno de ellos es el seguro para inquilinos, pero la incógnita surge cuando nos preguntamos qué tanto puede cubrirnos cuando hay problemas con el agua, ya sea que ocurra una inundación, una fuga de agua o incluso que haya complicaciones con las reservas de este líquido.

La respuesta dependerá de la compañía aseguradora con la que tengas dada de alta tu póliza, ya que como en todo, hay políticas que se aplican diferente de acuerdo a lo que hayas contratado con cada empresa.

En general, según una investigación realizada por el sitio The Simple Dollar, la mayoría de las pólizas cubrirá algunos tipos de daños por el agua, pero también excluirá otros tantos.

Es decir, algunos contratos pueden abarcar los daños por tuberías rotas, pero, por ejemplo, no cubrir los gastos cuando se trate de una obstrucción que venga desde el alcantarillado. Sin embargo, siempre se pueden agregar coberturas extras para cada caso.

¿Cómo saber cuál te cubre y cuál no?

Pues lo mejor es que te fijes en las políticas de tu aseguradora y leas los documentos completos, si aun así no está clara la respuesta, entonces debes de consultar directamente con un agente.

Existen diferentes tipos de problemas relacionados con el agua, que van desde techos dañados, goteras, problemas con las tuberías y las alcantarillas y hasta inundaciones.

Entre todo esto, lo que con seguridad cubren la mayoría de las pólizas tienen que ver con:

  • Fugas de agua sencillas
  • Acumulación de hielo
  • Tuberías rotas o averiadas, siempre y cuando el problema no venga de las alcantarillas
  • Goteras provocadas por la lluvia
  • Daños a otros inmuebles que hayan sido provocados por alguna fuga que haya salido de tu casa

Los casos que son un hecho que no se cubren son:

  • Los daños provocados por inundaciones severas
  • Averías que ocurren porque ha pasado mucho tiempo sin que se haya arreglado y con el paso de los daños se han deteriorado más
  • Los daños en tus pertenencias causadas por la acumulación de aguas residuales que se hayan acumulado y a su vez, desbordado.
  • Fallas en las bombas, sin embargo, pudieras contratar algún servicio extra para que te den cobertura en este sentido

¿En quién cae la responsabilidad de atender estos desperfectos?

Puede ser una bolita que se la quieran ir pasando entre inquilino y arrendador, para ver en quién cae esta responsabilidad.

Cabe aclarar que el arrendador tendrá que hacerse cargo de los daños que ocurran en el edificio, pero el inquilino es responsable de las pertenencias y de los gastos médicos, según sea el caso.

Los problemas con el agua son accidentes muy comunes dentro de los hogares, por eso, estar bien enterado de qué te cubrirá tu póliza puede sacarte de un apuro y hacer las reclamaciones correctas a la compañía aseguradora.

***

También te puede interesar:

Por qué adelantar el pago de tu hipoteca puede ser bueno…o no

Qué es un “money order” (giro postal de dinero) y cuándo es necesario utilizar uno

-Los costos del Medicare 2021: a quién afectará más y a qué grado