Qué es un “money order” (giro postal de dinero) y cuándo es necesario utilizar uno

Es una manera de proteger el dinero si es que no te sientes seguro transportando el efectivo y suele ser una opción activa para los que mandan remesas desde Estados Unidos a sus países de origen.

Aprende en qué momentos puedes usar un giro postal o "money order".
Aprende en qué momentos puedes usar un giro postal o "money order".
Foto: Wunderstock

Cuando hablamos de giro postal estamos hablando de dinero en efectivo. Sí, este documento es la representación de cierta cantidad monetaria la cual es remitida por el servicio postal, tanto dentro del país, como fuera de él.

Es una manera de proteger el dinero si es que no te sientes seguro transportando el efectivo y suele ser una opción activa para los que mandan remesas desde Estados Unidos a sus países de origen.

Los giros postales  o “money order” son muy similares a los cheques, sin embargo, se diferencian en que los cheques son emitidos y sellados exclusivamente por una institución bancaria, mientras que los primeros pueden adquirirse en diversos comercios de Estados Unidos como lo son farmacias, supermercados y hasta en el servicio postal.

Además, la divergencia principal es que en el giro se hace el pago del efectivo por adelantado, mientras que en el cheque se hace hasta que éste es cobrado en el banco.

¿Qué puedo hacer con un giro postal?

Pagar desde servicios bien básicos, por ejemplo, al darle dinero a un proveedor en efectivo o con tarjeta de crédito y él emite el giro postal. Una vez que éste está en nuestro poder, entonces se puede enviar a la persona a la que será destinada, explica el sitio Go Bank Ingrates.

Una vez que el beneficiario tiene el giro puede cobrarlo en un banco o depositarlo, tal y como lo haría si tuviera un cheque en sus manos.

El dinero en efectivo estará disponible desde el mismo día que se haga el cobro, o máximo un día hábil después.

Sus ventajas

  • Es uno de los métodos más seguros al enviarse por el servicio de correo postal.
  • No cuenta con información personal de quien emitió el giro postal, a diferencia de los cheques
  • Son seguros y por lo tanto bien aceptados
  • No necesitas tener una cuenta bancaria para extender uno
  • Puedes mandarlo a nivel nacional pero también internacional, por lo que suele ser usado en el envío de remesas
  • Son una manera fácil y rápida de proporcionar dinero
  • Son fáciles de cobrar
  • Se pueden conseguir en muchos lugares
  • Son económicos aún y cuando se aplica una tarifa de compra y una de cobro
  • Son de prepago lo que te ayudará a caer en fraudes o cuentas sin fondos
  • Puedes rastrearlo mediante el recibo que te dan al comprarlo, y así mismo saber si llegó a su destino
  • Se puede cobrar en una caja de canje de giros postales o depositándolo directamente en una cuenta bancaria
  • Los requisitos para adquirir uno