¿Discriminación? Por qué ser latino podría afectar tu puntaje de crédito

El aparato económico y los prejuicios han generado círculos dañinos para el crédito de los latinos

¿Discriminación? Por qué ser latino podría afectar tu puntaje de crédito
A pesar de que el puntaje de crédito debería ser imparcial para todos, al parecer no es así.
Foto: Markus Winkler / Pixabay

Aunque oficialmente las agencias de crédito no deberían hacer diferencias entre las personas por su raza o tipo de piel, tanto las minorías de la comunidad afroamericana y latina se han percatado de que su puntaje de crédito se ve afectado por su condición y obtienen préstamos con altas tasas de interés cuando, en teoría, deberían ser más bajas.

Una investigación realizada por National Fair Housing Alliance, una organización sin fines de lucro con sede en Washington D.C., encontró que el 60% de las veces a los solicitantes que eran personas de color, y mucho más calificados financieramente que sus contrapartes blancas, se les ofreció un precio más alto préstamos para automóviles, con un costo adicional de $2,662 dólares cada uno durante el transcurso del préstamo.

Evidentemente, este es un duro golpe porque en buena medida las tasas de interés, incluidas las hipotecarias, que es el préstamo que más caro podría costarte, dependen de tu puntaje de crédito y de la decisión del prestamista de aceptar tu solicitud.

En una análisis de casi 7 millones de hipotecas a 30 años realizado por la Universidad de California en Berkeley, se encontró que a los solicitantes negros y latinos se les cobraba un interés más alto (un promedio de casi 0.08%) y tarifas de refinanciamiento más altas en comparación con los prestatarios blancos.

Lo más preocupante es que en las solicitudes de préstamos o créditos en línea o a través de una aplicación, que deberían aminorar los procesos turbios o errores humanos, las minorías terminaron pagando más, aunque los términos fueron un poco mejores que cuando se solicitó un préstamo en persona, según CBS News.

Pero no vayamos más lejos, este mecanismo discriminatorio tiene su historia desde que durante décadas, los bancos han marcado en rojo sistemáticamente los vecindarios negros y latinos, negándose a otorgar préstamos convencionales o ubicar sucursales en áreas no blancas o de bajos ingresos, a pesar de las leyes, según The Guardian, obligan a los bancos a satisfacer las necesidades crediticias de todas las comunidades a las que sirven, de conformidad con las normas seguras y operaciones bancarias sólidas.

Y todas estas circunstancias generan un círculo vicioso de crédito que termina siempre por afectar tanto a negros como latinos. Al recibir préstamos con altos intereses quedan en mayor riesgo de morosidad e incumplimiento que fomentan tener deudas impagables y, al dejarlo pasar así, es como tienen más probabilidades de sufrir daños en su puntaje de crédito.

Por eso siempre busca ofertas de préstamos garantizados y líneas de crédito con bajas tasas de interés fijas del mercado para evitar que caigas en la cadena en la que, lamentablemente, nuestra comunidad latina tiende a ponerse solos los grilletes de las deudas y las afectaciones crediticias que ya de por sí son injustas para nosotros.

También te puede interesar: