El presidente Joe Biden planea una estrategia para evitar que la nueva variante Ómicron dañe las compras navideñas

"La nueva variante es motivo de preocupación, pero no motivo de pánico", aseguró Biden después de la reunión con los minoristas, para evitar que haya cierres durante las compras navideñas

El presidente Joe Biden tuvo una reunión con representantes minoristas para enfrentar la nueva variante Ómicron de Covid-19 durante diciembre.
El presidente Joe Biden tuvo una reunión con representantes minoristas para enfrentar la nueva variante Ómicron de Covid-19 durante diciembre.
Foto: Jim Watson / Getty Images

El mundo está alerta por la variante Ómicron de Covid-19. La administración de Joe Biden busca generar una estrategia para que los estadounidenses no regresen al encierro y eso limite en las compras navideñas. Gran parte del año ha habido problemas de inflación provocados por escasez de mano de obra en la cadena de suministro, por lo que las ventas minoristas no han sido las mejores y se quiere evitar que decaigan durante diciembre.

Este lunes, el presidente Joe Biden tuvo una reunión con representantes minoristas para abordar el tema de la temporada de compras navideñas y los desafíos de distribución, en un momento donde Estados Unidos continúa batallando con la variante Delta de Covid-19 y está a la expectativa de lo que la Organización Mundial de Salud (OMS) señale sobre la recién descubierta Ómicron.

“La nueva variante es motivo de preocupación, pero no motivo de pánico”, aseguró Biden después de la reunión con los minoristas. Además, instó a los estadounidenses no vacunados a que tengan su esquema completo y a aquellos que ya lo tienen, busquen la posibilidad de un refuerzo, sobre todo las personas adultas mayores.

El mandatario aseguró que publicaría “una estrategia detallada” el próximo jueves para enfrentar a la nueva variante, y adelantó que no se prevén cierres de industrias, sino incluir formas conocidas de prevención y combate contra el virus, desde una perspectiva individual y de salud pública.

Sin embargo, el gobierno federal está más limitado en obligar a los estadounidenses a cumplir con los requisitos de prevención, tal como lo vimos hace unos meses, por ejemplo, cuando la Corte Suprema falló en contra al mandato de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que exigía detener los desalojos.

En este sentido, son los gobiernos estatales y locales los que tienen mayor capacidad para influir en la decisión de sus ciudadanos, tratando de exigir la vacunación o la aplicación de las medidas de prevención pertinentes para evitar un mayor índice de contagios durante diciembre. Pero no hay que olvidar que por lo menos 12 estados demandaron a la administración de Biden por exigir la vacuna a sus trabajadores contratistas.

Gobiernos locales como el de Nueva York han emitido avisos de salud con recomendaciones a sus residentes para que retomen el uso de mascarillas en el interior y en entornos públicos. También busca promover la vacunación como primera línea de defensa contra el Covid-19.

Si bien es posible que no haya cierres, lo cual volvería a ser catastrófico para la economía del país durante una época de altas ventas, las compañías minoristas también podrían restablecer sus propios protocolos de precaución. Cabe recordar que el mercado de alimentos fue considerado una actividad esencial durante toda la pandemia, pero limitaban el acceso y ejecutaron estrategias de entrega a domicilio o en sus estacionamientos. Pero no así sucedió con otras áreas minoristas como tiendas de ropa, electrodomésticos, restaurantes, por mencionar los más representativos, los cuales tuvieron que cerrar sus puertas. Nadie quiere que eso vuelva a pasar, pero los minoristas temen regresar a jugar el papel de “autoridad” para exigir el uso de cubrebocas.

“Sabemos por bloqueos anteriores que recordarle a la gente sobre cubrirse la cara y el distanciamiento social es un gran desencadenante de abuso y [los trabajadores de la tienda] dudan en desafiar a las personas”, menciono Chris Noice, portavoz de la Asociación de Tiendas de Conveniencia, a The Guardian.

Tendremos que esperar hasta el jueves para saber cuál es el mandato presidencial en esta ocasión, por lo mientras, se invita a las personas a considerar la vacunación y la utilización de mascarillas como prevención.

También te puede interesar:

• Covid: 6 formas en que no estar vacunado afecta tu bolsillo
• COVID: 1 de cada 3 empleadores en Estados Unidos eliminan candidatos si no es claro que están vacunados
• Vacunas contra COVID-19: la administración de Joe Biden anuncia la obligatoriedad de la vacuna o realización de pruebas Covid regulares