En qué consiste el crédito fiscal de $7,500 para adquirir un auto eléctrico en EE.UU.

Los apoyos que brindaría el gobierno no sólo contemplan vehículos nuevos

No todos los modelos eléctricos que existen en el mercado están contemplados en los créditos fiscales.
No todos los modelos eléctricos que existen en el mercado están contemplados en los créditos fiscales.
Foto: Sean Gallup / Getty Images

Recientemente, el presidente Joe Biden firmó la iniciativa de ley sobre el cambio climático y la atención médica, lo cual implica entre muchas otras cosas el compromiso de reemplazar gradualmente a los vehículos de combustión interna por automóviles eléctricos.

Dicho sea de paso, la medida también va dirigida con el propósito de hacerle frente a la inflación, la cual se ha incrementado debido al alto precio de los combustibles fósiles.

Bajo esta premisa, el gobierno federal también contempla extender un crédito fiscal de hasta $7,500 dólares para cada contribuyente que pretenda adquirir un modelo eléctrico.

Sin embargo, no todos vehículos de este tipo que existen en el mercado entran en la categoría exigida la actual administración, pues de paso también se exige que la gran mayoría de los componentes de los automóviles se han fabricados ya sea en Estados Unidos, Canadá o México, para de esta manera fortalecer a la industria de la región.

Actualmente, la propuesta de ley que se debate en el Congreso, pero en caso de ser aprobada miles de estadounidenses podrán beneficiarse con el crédito fiscal.

Requisitos para ser candidato al crédito

Los créditos estarán disponibles para personas cuyos ingresos anuales no superen los $150,000 dólares o bien para las parejas que conjuntamente no rebasen los $300,000 dólares al año.

Otra de las restricciones es que el valor de los automóviles no debe superar los $ 55,000 dólares.

Ahora bien, también existe un crédito de $4,000 dólares dirigido a los compradores más modestos cuyos ingresos solo les permiten adquirir vehículos eléctricos usados.

Al respecto, varios representantes de la industria automotriz advierten que, debido a los requisitos de fabricación contemplados en la iniciativa, en este momento la mayoría de los modelos que armadoras tienen en el mercado no podrán ser elegibles para figurar en los créditos fiscales.

De acuerdo con la información que se conoce, sólo la pick-up eléctrica Ford Serie F 2022, el BMW X5, el Nissan Leaf, el Chevrolet Bolt, el Jeep Wrangler híbrido enchufable y los cuatro modelos de Tesla, son los que se ajustan a las reglas de fabricación exigidas por el gobierno. No obstante, algunas de estas unidades superan el precio límite establecidos en la compleja ley.

Por el momento, las personas interesadas en aprovechar el crédito fiscal y que deseen conocer si algún vehículo de su interés se ajusta al programa, pueden ingresar a la página web: https://vpic.nhtsa.dot.gov/decoder/. Ahí, deben introducir los 17 dígitos de identificación del automóvil y en cuestión de segundos su duda quedará despejada.

También te puede interesar:

— ¿Recesión en puerta? El gasto de los consumidores estadounidenses se mantuvo fuerte en julio

—  Qué significa para ti que la construcción de viviendas en Estados Unidos haya caído 9.6% en julio

— Empleados de Connecticut podrían recibir hasta $1,000 dólares a través del programa Premium Pay

— Estudio revela que la mitad de los estadounidenses desconoce qué es una hipoteca