Es muy posible que sí haya un acuerdo antes de las vacaciones, aunque sin segundo cheque de estímulo

Te damos las razones por las que ya podría haber un segundo paquete de estímulo

Aunque muchos abogan por un segundo cheque de estímulo, cada vez más voces se unen a las propuestas actuales que no lo contemplan.
Aunque muchos abogan por un segundo cheque de estímulo, cada vez más voces se unen a las propuestas actuales que no lo contemplan.
Foto: Alex Millauer / Shutterstock

Desde que se hizo pública la propuesta bipartidista en el Senado por un presupuesto de $908 mil millones de dólares, la esperanza estadounidense creció. Sin embargo, es pertinente señalar que no cuenta con un segundo cheque de estímulo de $1,200 dólares. Al parecer, la urgencia y necesidad de avalar un segundo paquete de estímulo antes de las vacaciones llegó a las lides del Congreso y es muy posible de que se pueda lograr.

Los beneficios de desempleo y las protecciones de desalojo culminan este fin de año. Existe una genuina preocupación social por la crisis de salud, lo que podría aumentar los contagios de COVID-19, con más gente en busca de trabajo o sin hogar. Un nuevo paquete podría amortiguar ese proceso, aunque sea una medida temporal de algunos meses ahora que inicie el 2021.

En estas fechas, hay dos propuestas vigentes:

  1. Propuesta bipartidista. Congresistas del Senado de ambos partidos, republicanos y demócratas, se juntaron para presentar un paquete de $908 mil millones de dólares. Esta propuesta tiene el apoyo público de los demócratas en la cámara baja.
  2. Propuesta republicana. Un proyecto de ley de $500 mil millones de dólares, apoyado por líderes republicanos, entre los que destaca Mitch McConnell. No contempla un cheque de estímulo y se centra sólo en un pequeño beneficio de desempleo federal.

Aunque sigue en la incertidumbre un segundo paquete de estímulo, hay indicios que hacen pensar que sí podría lograrse antes de las vacaciones y sólo retomaremos dos puntos, de acuerdo con Omaha World Herald:

1. El tiempo. Los legisladores no están ajenos a las necesidades de los estadounidenses y si quieren verse como héroes más que villanos, saben que tampoco tienen mucho tiempo para sancionar un nuevo paquete de estímulo, aunque sea uno sin ningún cheque de estímulo.

Los fondos del gobierno se agotan el viernes 11 de diciembre y aún con una extensión propuesta de una semana extra para terminar el 18 de diciembre, podría pensarse que los legisladores buscarán un alivio sí o sí antes de estas fechas límite.

2. Más apoyo a un paquete de estímulo sin cheque. Después de tantas fricciones entre demócratas y republicanos por las cifras de los presupuestos de cada proyecto de ley, ahora que algunos se han juntado, disminuyendo la cantidad total al eliminar por completo un cheque de estímulo, se ha generado más consenso que en otros meses anteriores, lo cual, a la postre, no deja de ser un beneficio momentáneo para millones de estadounidenses que requieren de un alivio ya, aunque sea en forma de un escuálido beneficio de desempleo.

Sin embargo, no dejan de sonar las voces que proclaman que no se debería avalar un paquete sin un cheque de estímulo entre los que destacan la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el senador por Vermont, Bernie Sandres, el presidente Donald Trump y hasta una oposición debilitada de McConnell sobre un nuevo pago directo.

La realidad es que, con cheque o no, un nuevo paquete de estímulo vendría a restarle preocupación a millones de estadounidenses que desean vivir sus fiestas lo más tranquilos posible, después de un año de preocupaciones marcada por la pandemia de coronavirus.

También te puede interesar: