La deuda agregada de las tarjetas de crédito en Estados Unidos se redujo durante 2020 a pesar de la pandemia, según Experian

Ha habido un uso más responsable de las tarjetas de crédito, incluso cuando podría parecer que las personas las ocuparían más

El uso de las tarjetas de crédito ha sido indispensable durante la pandemia, pero de manera más consciente
El uso de las tarjetas de crédito ha sido indispensable durante la pandemia, pero de manera más consciente
Foto: Sean MacEntee / Wunderstock

Los apoyos aprobados en marzo por el gobierno de Estados Unidos con un cheque de estímulo y beneficios de desempleo fueron recursos que resultaron insuficientes. Y aunque el uso de las tarjetas de crédito se ha propagado durante la pandemia, también la deuda cargada a los plásticos se redujo durante este 2020, según un reporte de Experian.

La característica inicial de encierro generado por la pandemia ayudó para que muchas personas redujeran sus gastos donde suelen ocupar la tarjeta de crédito como son salir a cenar, comprar en tiendas y menos viajes. Esta disminución de compras junto con la iniciativa de muchas personas de pagar buena parte de sus deudas con los cheques de estímulo de $1,200 dólares, ayudó para que los márgenes de endeudamiento se redujeran en el transcurso del año.

Datos de un estudio de Experian, una de las tres agencias de crédito del país, muestran que este año hubo una caída récord en los saldos de las tarjetas de crédito, después de casi una década de crecimiento constante. Durante ocho años consecutivos, la deuda de las tarjetas de crédito del consumidor creció hasta alcanzar la histórica cifra de $829 millones en 2019, es decir, antes de la pandemia.

En este año, los saldos disminuyeron en un 9%, es decir, la deuda total de tarjetas de crédito en Estados Unidos es de $756 mil millones de dólares, el punto más bajo desde 2017, según Experian.

También la tasa de nuevas aperturas de cuentas de tarjetas de crédito bajó este 2020. Los consumidores estadounidenses abrieron 12 millones de nuevas cuentas de tarjetas de crédito este año, aún lejanas a las 21 millones de nuevas cuentas de tarjetas de crédito abiertas en 2019.

De acuerdo con Experian, esto implica que se están utilizando cuentas nuevas para saldar deudas, como con tarjetas de transferencia de saldo con 0% APR, o que los clientes están utilizando tarjetas nuevas de manera responsable mientras pagan deudas antiguas en tarjetas que ya tienen.

Afortunadamente, la pandemia cambió hábitos de consumo, a pesar de las necesidades propias de las personas. Muchos estadounidenses no han dependido de las tarjetas de crédito para llegar a fin de mes. Los consumidores han disminuido su saldos a un promedio de $879 dólares en sus tarjetas de crédito.

Y por muy sorprendente, CNBC reportó también que ha habido menos pagos atrasados en las cuentas de las tarjetas de crédito en 2020, disminuyendo el porcentaje de las cuentas atrasadas en los periodos vencidos de 30, 60 y 90 días. Fue la primera vez en cinco años que no hubo un aumento año tras año, siendo la última reducción en las tasas de morosidad en 2014.

Si lo ves de manera positiva y algo nos ha enseñado la pandemia de coronavirus acerca de las finanzas, puede ser una buena lección el hecho de reducir el uso de la tarjeta de crédito, pagar la deuda por medio de los apoyos económicos que hubo y tener un uso cada vez más responsable y similar al que se tuvo este año para que tu bolsillo no se quede sin fondos.

También te puede interesar: