La estafa en iglesias que robó millones de dólares de fondos de ayuda del gobierno en Estados Unidos

Un grupo de seis personas que aseguraban tener servicios religiosos defraudaron al gobierno por $3.3 millones de dólares en préstamos de alivio contra el coronavirus

Un grupo de estafadores aseguraron tener una iglesia para ayudar a las personas y poder solicitar programas de ayuda del gobierno.
Un grupo de estafadores aseguraron tener una iglesia para ayudar a las personas y poder solicitar programas de ayuda del gobierno.
Foto: Brett Sayles / Pexels

La pandemia de coronavirus no sólo ha provocado que las personas padezcan de diversos problemas financieros y busquen de alivio en las diferentes ayudas del gobierno de Estados Unidos, también ha provocado que aumente el abuso de confianza y el robo de millones de dólares abusando de la buena voluntad de las personas. Se ha dado a conocer que un grupo de seis personas realizaron una estafa por medio de unas presuntas iglesias.

De acuerdo con el Departamento de Justicia para el Distrito Norte de la División Este de Ohio, Terrence Pounds, Charles Tiller, Terri Davis, Randolph Nunn, Samira Abdul-Karim y Quwan Simmons fueron acusados de fraude electrónico y conspiración para cometer fraude electrónico este martes por una estafa sobre los programas gubernamentales de alivio contra COVID-19 por $3.3 millones de dólares el año pasado, al afirmar que dirigen iglesias que atienden a los necesitados. Pounds, Nunn, Davis y Tiller también enfrentan cargos por lavado de dinero.

Según el gobierno, Pounds actúo como el líder de la red dentro del esquema de estos defraudadores, mientras que los otros cinco le enviarían su información personal, que usarían para solicitar préstamos por desastre por daños económicos y préstamos del programa de protección de cheques de pago. “Una vez que los préstamos se aprobaron, el solicitante supuestamente enviaría a Pounds una parte de los ingresos obtenidos de manera fraudulenta”, contiene el reporte.

En el acta que se encuentra en manos de las autoridades de Ohio, Pounds supuestamente dijo que operaba “Truth Ministries Global Inc”, que, según él, era una “Organización basada en la fe” o “Iglesia”.

“Alimentamos a los menos afortunados y desfavorecidos, visitamos las cárceles, tenemos líneas telefónicas abiertas las 24 horas del día y los 7 días de la semana para orar y recibir asesoramiento”, escribió Pounds en la solicitud de préstamo, según la acusación. “Tenemos servicios religiosos dos veces por semana”.

La acusación formal dice que desde alrededor del 31 de marzo de 2020 hasta alrededor del 17 de diciembre de 2020, Pounds y su grupo de estafadores enviaron por lo menos 60 solicitudes fraudulentas buscando aproximadamente $9 millones de dólares en fondos de ayuda. Al final sólo lograron cobrar $3.3 millones de dólares, según el gobierno.

Al parecer la buena voluntad de la que se hicieron pasar llevó a que Pounds comprara cuatro vehículos por $147,900 dólares, donde incluyó un BMW X4 2020.

“Estas seis personas supuestamente defraudaron a los contribuyentes estadounidenses al participar en este plan”, dijo el martes el agente especial a cargo del FBI, Eric B. Smith. “La Ley CARES fue diseñada para ayudar a los estadounidenses que luchan, no para que los estafadores codiciosos se llenen los bolsillos. El FBI continuará trabajando con nuestros socios para erradicar a los tramposos involucrados en el engaño financiero criminal”.

También te puede interesar:

• Según el FBI, quiénes son más propensos a sufrir una estafa de los ciberdelincuentes
• Estafas de romance: la cifra de pérdidas se triplicó en los últimos años
• Las 5 estafas en bienes raíces más dolorosas por la gran cantidad de dinero que puedes perder