La Fed podría subir en 0.5% las tasas de interés en septiembre: economistas preocupados por una recesión, según una encuesta

La agencia informativa Reuters hizo una encuesta a economistas para conocer los pronósticos sobre una nueva alza de las tasas de interés de la Fed y si eso nos acercaría a una recesión en Estados Unidos

Economistas sugieren que hay una probabilidad del 45% de que Estados Unidos entre en recesión el próximo año.
Economistas sugieren que hay una probabilidad del 45% de que Estados Unidos entre en recesión el próximo año.
Foto: Shutterstock

Tras los diferentes reportes mensuales de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), entre los que destacan que la inflación redujo algunos puntos porcentuales y el fuerte mercado laboral, se estima que la Reserva Federal (Fed) podría volver a subir las tasas de interés en septiembre a 0.5%. Una encuesta señala que los economistas están preocupados porque nos acerquemos a una recesión.

De acuerdo con una encuesta reciente hecha a economistas por la agencia informativa Reuters, la mayoría de los economistas consultados predijeron un aumento de medio punto porcentual el próximo mes, al igual que en la última encuesta, lo que llevaría la tasa de interés clave a 2.75%-3.00%.

A pesar de que la inflación disminuyó el mes pasado a 8.5%, sigue estando muy por arriba de los niveles que se les considera normales de un máximo de cuatro décadas. El mercado laboral también tuvo una pequeña disminución en contrataciones, pero sigue manteniéndose fuerte. Estos dos parámetros han provocado que los economistas consideren que la Fed aumente en 50 puntos básicos las tasas de interés de referencia en septiembre. Eso será una pequeña reducción, luego de que por dos meses seguidos, el banco central elevó los tipos en 75 puntos básicos en junio y julio. 18 de 94 encuestados esperan que la Fed mantenga el ritmo de un nuevo aumento del 0.75%.

De acuerdo con la encuesta, un aumento acumulado de 225 puntos básicos desde marzo más los que se sumen acercan a Estados Unidos a una recesión. Los especialistas sugieren una probabilidad media del 45% de que se dé durante el próximo año, frente al 40% de julio, y una probabilidad del 50% de una recesión dentro de dos años.

“Una recesión es un mal necesario y la única forma de llegar a donde queremos estar, donde la gente no pierda todo su dinero por los precios más altos”, aseguró Philip Marey, estratega senior de Estados Unidos en Rabobank, a Reuters.

De acuerdo con 37 de 48 economistas, si Estados Unidos entra en recesión dentro de los próximos dos años, sería breve y superficial. Diez dijeron que sería largo y poco profundo y solo uno dijo largo y profundo.

Se esperaba que la inflación de los precios al consumidor se mantuviera por encima del objetivo del 2% de la Fed hasta al menos 2024, con un promedio de 8.0% y 3.7% este año y el próximo, lo que podría empujar al banco central a subir su tasa de política clave a territorio restrictivo. Casi el 90% de los participantes vieron la tasa de política clave en 3.25%-3.50% o más para fines de este año, prácticamente sin cambios desde la última encuesta.

“La obstinada inflación continúa representando la mayor amenaza para la economía. Es posible que la inflación no caiga de acuerdo con el plan. En este caso, las tasas de política tendrían que ser mucho más restrictivas, en algún lugar en el rango de 4% a 5%”, mencionó Sal Guatieri, economista sénior de BMO Capital Markets, a Reuters. “Si es así, no habrá mucho debate sobre si la economía puede evitar una profunda recesión”.

Curiosamente, y de acuerdo con buena parte de la teoría económica sostenida por los especialistas, Estados Unidos entró en una recesión técnica, debido a que su crecimiento se contrajo en los primeros dos trimestres del año, aunque esto no es del todo cierto. La Oficina Nacional de Investigación Económica, el árbitro oficial de la recesión de EE.UU., también analiza otros factores para declarar oficialmente una recesión, incluidos el empleo y los ingresos reales.

Las nóminas no agrícolas se han mantenido sólidas y la tasa de desempleo cayó al 3.5% el mes pasado, su nivel más bajo antes de la pandemia, por lo que se esperaba que la economía creciera un promedio del 1.7% este año y del 1.0% el próximo. Se predijo que la tasa de desempleo promediaría 3.6%, 3.9% y 4.0% en 2022, 2023 y 2024, respectivamente, aún muy baja en comparación con recesiones anteriores.

También te puede interesar:

• Las 5 cosas que la Gran Recesión de 2008 nos enseñó para planificar la jubilación
• 3 cosas que debes hacer para cuidar tu trabajo y tus ingresos durante una recesión
• Por qué las versiones sobre una recesión económica en EE.UU. son contradictorias