Las 3 preguntas que debes responderte para evitar errores al inscribirte a tu seguro médico

Muchas personas no se toman la molestia de elegir un seguro médico y se arriesgan al no tener cobertura de salud por el simple hecho de no saber cómo seleccionar la mejor opción para ellos

Respondiendo unas sencillas preguntas es posible que puedas determinar cuál seguro médico es mejor para ti.
Respondiendo unas sencillas preguntas es posible que puedas determinar cuál seguro médico es mejor para ti.
Foto: Towfiqu Barbhuiya / Unsplash

Estamos en una de las temporadas de salud más importantes en Estados Unidos: el periodo de inscripción a los seguros médicos y Medicare. La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), conocido por muchos como Obamacare, comenzó su periodo de inscripción el pasado 1 de noviembre y se extiende hasta el 15 de enero de 2022, en la gran mayoría de los estados.

Sin embargo, muchas de las personas no saben cómo inscribirse o elegir la mejor opción, por lo que aquí te recomendamos 3 preguntas que debes responderte para evitar errores al elegir un seguro médico.

1. ¿Cómo este plan cubrirá mis necesidades médicas recientes?

Para empezar, debes acercarte con tu médico de cabecera y verificar con él cuál es el seguro médico que aceptará para el año 2022. Debes considerar que lo fundamental de elegir un seguro médico es, en primer lugar, proteger tu salud en caso de una emergencia, pero también no debes dejar de lado los costos que una mala decisión puede conllevar. Y más si ya tienes un médico de confianza.

Que tu doctor esté dentro de la red de tu seguro médico determinará en buena medida cuánto podrías gastar en el año, porque podría salirte tan caro que tengas que pagarlo por completo si está fuera de la red, o tan barato como gratis si está dentro. Así que llama a la clínica o pregúntalo directamente en tu próxima cita para que puedas dar con esta respuesta.

En este punto también tienes que contemplar los medicamentos y tratamientos que recibes para que estén incluidos en el seguro médico que quieras contratar.

2. ¿Cuáles son los planes y cómo funcionan?

Éste es uno de los más complicados de entender y por los cuales muchas personas incluso terminan con desidia para elegir un seguro médico, al punto en el que no se inscriben. La mayoría de los planes se dividen en dos categorías:

1. Los planes organizaciones de mantenimiento de salud (HMO) son de los que tienen primas más bajas, pero las que generan más costos por atención médica especializada o en caso de una emergencia de salud.

2. Los planes de organizaciones de proveedores preferidos (PPO) se caracterizan por ofrecer mayor flexibilidad en cuanto a atención médica, porque es posible que puedas consultar a un especialista sin una remisión. El problema para muchos es que para obtener esta ventaja, requieren de desembolsar más dinero mes con mes.

Aunado a la pregunta 1, te será más fácil elegir si requieres de una HMO o PPO. También puedes preguntarle a tu médico de cabecera, ya que es posible que él pueda atender todas o la mayoría de tus necesidades de salud, sin requerir de una remisión a un especialista. De ser el caso, podrías ahorrarte mucho dinero eligiendo una HMO. Pero si requieres atención especializada, deberías prevenirte con una PPO. Tú decides.

3. ¿Puedes pagar el deducible?

El deducible debe entrar en la ecuación a responder a la hora de decidir un seguro médico por encima del otro y la pregunta es directa: ¿puedes pagar el deducible? Los planes con primas bajas suelen tener costos de deducibles más caros, y a la inversa, los planes con primas más altas tienen deducibles más asequibles.

La respuesta debe ir encaminada a qué tanta posibilidad tienes en tus finanzas y ahorros para pagar un deducible tan alto en caso de una emergencia médica imprevista, suponiendo que decidas pagar una prima baja. Aquí hay dos puntos a considerar para dar respuesta a esta pregunta: qué tan buena es tu salud y tus finanzas. Si en tiempos recientes no has requerido de mayores servicios más que consultas esporádicas y pocos medicamentos, es posible que puedas pagar el deducible; en cambio, si has parado al hospital en diversas ocasiones, entonces un deducible alto sería riesgoso.

En cuanto a las finanzas, si tienes el suficiente dinero para pagar una prima más alta mes con mes, sería lo recomendable para reducir el costo de tu deducible en el caso de que ocupes mucho los servicios médicos o tengas una emergencia.

También te puede interesar:

• Qué es la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA)
• California se convierte en el primer estado en permitir que adultos incluyan a sus padres en su seguro médico
• Agenda Build Back Better de Joe Biden: cómo ayudará a la comunidad latina con medicamentos, seguro médico