Las 5 maneras para que tu pequeña empresa pueda evitar la bancarrota por el coronavirus

Haz reajustes en tu empresa para que sobreviva y no sea una víctima más del COVID-19

No importa el tamaño de tu negocio o empresa, lo importante es que sobreviva al COVID-19.
No importa el tamaño de tu negocio o empresa, lo importante es que sobreviva al COVID-19.
Foto: Burst / Pexels

La pandemia de coronavirus vino a paralizar al mundo y a la economía de Estados Unidos, afectando a diversos sectores productivos del país, desde el eslabón más inferior como son los millones de empleados de cualquier índole hasta las pequeñas, medianas y grandes empresas.

Aunque actualmente, a más de 4 meses de los primeros casos de COVID-19 en EE.UU., muchas empresas comienzan a reabrir sus puertas, otras aún lidian con sus propios problemas financieros para no declararse en bancarrota. Para evitar que eso suceda, aquí tenemos 5 consejos que podrían funcionarte para sacar a flote tu negocio.

1. Renegocia tus contratos

Reúne todos tus contratos de proveedores y llega a un arreglo. La pandemia ha afectado a todas las esferas económicas del país, por lo que es más fácil que todas las partes involucradas entiendan lo complicado de la situación y haya más apertura a negociar cualquier tipo de contrato.

Recuerda que a aquellos negocios tampoco les conviene que tu cierres, por ende estarán más dispuestos a llegar a un arreglo que le convenga a ambas partes.

2. Reduce los costos de personal

No estamos diciendo que haya despidos, pero tampoco puedes cerrarte a ellos.

Es posible que antes de llegar a esa instancia dolorosa tanto para tu empresa en crecimiento como para los empleados, puedas charlar con ellos y hacerles entender la importancia de reducir sus gastos personales para que lo poco que les puedas ofrecer les alcance.

Seguramente este procedimiento se tendrá que ampliar incluso cuando reactives tu negocio y las ventas mejoren, por lo que también debes dejar en claro que su salario puede verse afectado momentáneamente en un lapso aún más largo en lo que se reacomodan las finanzas de tu empresa.

Pero si tienes que reducir tu personal, manéjalo de la mejor forma. También al hablar de un recorte salarial general.

3. Haz más con menos

Realizar ajustes con proveedores y empleados no significa que debas bajar los brazos, al contrario, busca nuevas estrategias de producción que te permitan rendir más, mantener una buena relación de producto y servicio con poco.

Bob Prose, CEO del Centro Prosen para el Avance Comercial, señaló a CNBC la importancia de trabajar más horas con un grupo más pequeño que menos horas con un grupo más grande.

No te olvides de adaptar tu negocio a las necesidades propias de la situación y haz uso de las herramientas que tengas para modernizarte y ampliar tu eficiencia en línea si tu servicio o producto puede adecuarse.

4. Que todo pase por tus manos

Si antes delegabas la responsabilidad financiera de tu negocio con la confianza que se le puede brindar a cualquier contador, en esta ocasión procura que nada se apruebe hasta que tú lo firmes para que tengas claro cuánto se gasta y en qué.

5. Ve más allá de la pandemia

No bajes los brazos, no te rindas. La economía del país necesita de ti y tu empresa.

Si tu producto y servicio ya ofrecía calidad, refuerza esa imagen entre tus clientes. Si le das la plusvalía de la calidez, verás que tus ventas mejorarán. Actualmente no se pueden dar abrazos, pero todas las personas necesitan tener mensajes de aliento y esperanza de que todo va a mejorar. Hazlos sentir importantes, porque lo son.

Todo se ha revalorado, tanto el hecho de lo que tú ofreces, como la importancia del consumo. Ofrece algún detalle extra que se convierta en tu sello durante esta pandemia. Convierte a tus clientes en los más felices y fieles, los vas a necesitar y ellos también a ti y tu negocio.

También te puede interesar: