Las 5 reglas financieras del Seguro Social que todos deberían saber para no perder dinero

Aunque el Seguro Social cumplió 87 años hace unos días, muchos beneficiarios desconocen de reglas importantes que podrían afectar sus pagos mensuales por el resto de su vida

La Administración del Seguro Social (SSA) es la agencia encargada del programa, con reglas muy claras para el cálculo de pagos.
La Administración del Seguro Social (SSA) es la agencia encargada del programa, con reglas muy claras para el cálculo de pagos.
Foto: Shutterstock

El Seguro Social es uno de los programas más importantes en Estados Unidos, especialmente para los grupos sociales más vulnerables entre las personas adultas y discapacitadas. A pesar de tener 87 años de existencia, muchos no conocen de reglas financieras importantes con los que se calculan los beneficios y la manera en la que se adquieren esos recursos.

1. Los beneficios se calculan con 35 años de trabajo

El monto de seguro primario (PIA) es el resultado de un cálculo con base en 35 años de trabajo y que determina el beneficio para las personas con Seguro Social que cumplen la edad plena de jubilación (FRA). Este PIA se ajusta hacia arriba o hacia abajo por las multas por presentación anticipada.

El PIA se determina con base en un porcentaje de los salarios promedio en los 35 años en que las ganancias del trabajador fueron más altas. Si tienes menos años en el trabajo, entonces se tomará como $0 dólares de tu salario que se incluirán en tu promedio de 35 años. Por otro lado, si logras trabajar más de 35 años, algunos de los años en los que no ganaste tanto no se tomarán en cuenta y eso aumentará tu beneficio.

2. Tus beneficios son menos si los reclamas antes de tu FRA

Como se comentó, el PIA del Seguro Social de cualquier persona es la cantidad que recibirías en tu edad plena de jubilación (FRA). El FRA se determina en función de tu año de nacimiento y puede variar entre los 66 años y cuatro meses y los 67 años si naciste en 1956 o después. Aunque puedes reclamar tus beneficios a partir de los 62 años, la SSA reduce los beneficios con base en una multa mensual. Los pagos disminuyen un 6.7% por año para cada uno de los primeros tres años de beneficios antes del FRA. Si presentas la solicitud incluso antes de eso, estás sujeto a una reducción anual adicional del 5%.

3. Tus beneficios son más grandes si los reclamas después de tu FRA

Llegar a tu edad plena de jubilación no es sinónimo de reclamo de tus beneficios, ya que postergarlo te ayuda a llegar a tu pago máximo mensual. Puedes ganar créditos de presentación retrasada por valor de 2/3 del 1% por mes hasta los 70 años. El efecto de estos créditos es que tu beneficio estándar del Seguro Social aumenta en un 8 % por año.

4. Ten cuidado con trabajar antes de tu FRA

Muchas personas adultas deciden reclamar sus pagos del Seguro Social, mientras continúan trabajando para complementar sus ingresos. Lo malo es que si no has alcanzado la edad plena de jubilación puedes afectar tus cheques de pago.

Si trabajas antes de FRA, perderás $1 por cada $2 dólares ganados por encima de $19,560 dólares en 2022 si no llegas a tu FRA durante el año. También perderás $1 por cada $3 dólares ganados por encima de $51,960 dólares este año si llegas a tu FRA en algún momento de 2022, pero trabaja antes de que eso suceda.

Eventualmente, tu cheque será recalculado en FRA y aumentado para dar cuenta de los beneficios perdidos. Pero debes conocer esta regla porque, de lo contrario, tus ingresos podrían ser menores de lo previsto cuando resulta que no puedes duplicar y ganar tanto como deseas mientras lleva a casa un cheque del Seguro Social.

5. Podrías pagar impuestos de tus beneficios

Los pagos del Seguro Social son ingresos y están expuestos a tributación, dependiendo de la cantidad de tus ganancias anuales. Si eres un contribuyente único con un ingreso provisional superior a $25,000 dólares o un matrimonio que declara en conjunto con un ingreso provisional superior a $32,000 dólares, al menos una parte de tu beneficio del Seguro Social estará sujeto a impuestos.

En pocas palabras, si tus ingresos no superan esos umbrales, sumados los del Seguro Social, entonces, no tienes nada de que preocuparte.

También te puede interesar:

En el 2023, el Seguro Social cambiará en tres formas: dos te beneficiarán y una te perjudicará
• Los 7 cambios que los estadounidenses están dispuestos a hacer para salvar el Seguro Social, según una consulta
• El Seguro Social confirmará en octubre cuánto incrementa el COLA para 2023: una estimación espera $175 dólares más al mes