Las mujeres en puestos directivos son más propensas a abandonar el cargo, según estudio

McKinsey & Company, junto con LeanIn.org, presentó su informe Women in the Workplace 2022, donde encontró que las mujeres líderes tienen 1.5 más probabilidades de dejar su trabajo que sus colegas masculinos

mujer directiva

Las mujeres en puestos directivos tienen más probabilidades de dejar su empresa por una mujer, donde se sienta más valorada. Crédito: Shutterstock

La brecha laboral y de oportunidades en Estados Unidos se ha acortado en los últimos años, pero aún falta mucho por hacer. El número de puestos directivos ocupados por mujeres siguen siendo mínimos. Sólo que ésa no es la noticia en esta ocasión. Un nuevo estudio encontró que las dirigentes son más propensas a abandonar su cargo.

De acuerdo con el informe del Women in the Workplace 2022 (Las mujeres en el lugar de trabajo 2022) de McKinsey & Company en colaboración con LeanIn.Org, un estudio anual sobre los datos de las empleadas y el talento de cientos de empresas participantes, las mujeres en puestos directivos tienen más probabilidades de renunciar que sus homólogos masculinos por insatisfacción en el trabajo, además de que perciben que sus esfuerzos no son valorados o que socavan su autoridad en la empresa.

El informe descubrió que por cada 100 hombres promovidos de un puesto de entrada a gerente, solo 87 mujeres ascienden en el escalafón. Y en general, el 60% de los directivos de los datos analizados eran hombres.

“Por octavo año consecutivo, un ‘peldaño roto’ en el primer escalón hasta llegar a gerente frena a las mujeres”, escribieron los autores. “Como resultado, los hombres superan significativamente a las mujeres en el nivel directivo, y las mujeres nunca pueden alcanzarlos. Sencillamente, hay muy pocas mujeres para ascender a los puestos de dirección”.

En otro descubrimiento, la dirección de la empresa sigue siendo predominante por los hombres blancos. En este aspecto, sólo uno de cada cuatro líderes es mujer y sólo 1 de 20 era una mujer de color.

“A pesar de los modestos avances en la representación en la alta dirección durante los últimos ocho años, las mujeres, y especialmente las mujeres de color, siguen estando seriamente subrepresentadas en las empresas estadounidenses”, señalaron los autores del estudio.

Lo lamentable es que el trato igualitario en las áreas de trabajo está muy lejos de ser una realidad. El estudio de McKinsey/LeanIn.org encontró que, aun cuando las mujeres tengan las mismas probabilidades que un hombre de ascender a los puestos más altos de una empresa, cuando lo logran, deben enfrentarse a más microagresiones que socavan su autoridad o que obstaculizan su avance.

El estudio reveló que el 37% de las mujeres líderes (definidas como directoras o superiores) encuestadas declararon haber tenido un compañero de trabajo que se atribuyó su idea, frente al 27% de los hombres líderes. Y tenían el doble de probabilidades que sus homólogos masculinos de ser confundidas con alguien de menor rango.

Esto se recrudece cuando hablamos del liderazgo de mujeres de color, entre las que también se encuentran las hispanas. El estudio descubrió, por ejemplo, que tenían 1.5 veces más probabilidades que las mujeres líderes en general de que sus colegas les dijeran o insinuaran que no estaban cualificadas para su trabajo.

Y aunque las mujeres líderes tienen el doble de probabilidades de dedicar tiempo y energía a mejorar el bienestar de sus empleados, el 40% dijo que sus esfuerzos en materia de diversidad, equidad e inclusión no son reconocidos en las evaluaciones de desempeño.

Durante la pandemia, pudimos observar que las mujeres eran más propensas a abandonar su trabajo, especialmente para el cuidado de los hijos o de algún familiar. En el caso de las mujeres líderes, los motivos son distintos. Aproximadamente la mitad, el 49%, de las mujeres líderes encuestadas dijeron que la flexibilidad se encuentra entre sus tres principales consideraciones a la hora de decidir unirse o abandonar una empresa, frente al 34% de los hombres líderes.

De hecho, las mujeres líderes tienen 1.5 veces más probabilidades que sus colegas masculinos de haber dejado un trabajo para buscar un puesto en una empresa más comprometida con la diversidad, la equidad y la inclusión.

“Las mujeres líderes están abandonando sus empresas a la tasa más alta de la historia, y la brecha entre las mujeres y los hombres líderes que abandonan es la más grande que jamás haya existido”, señalaron los autores del estudio.

Entre las empleadas menores de 30 años que fueron encuestadas, casi dos tercios dijeron que estarían más interesadas en avanzar en el trabajo si vieran que los líderes de alto nivel exhiben el tipo de equilibrio entre la vida laboral y personal que las mujeres buscan para sí mismas.

El informe de McKinsey/LeanIn.Org se basa en una encuesta realizada a más de 40,000 empleados de 55 empresas, en entrevistas con algunas docenas de encuestados, así como en investigaciones, y en datos sobre la canalización del talento y otros datos de 333 empresas. En conjunto, representan a más de 12 millones de empleados en Estados Unidos y Canadá.

También te puede interesar:

• Las 10 mejores empresas para las mujeres latinas en EE.UU.
• Las mujeres se estresan por sus finanzas con mayor frecuencia que los hombres
• Anulación del Roe v. Wade: cómo afectará la vida de las mujeres trabajadoras en EE.UU.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain