Los maestros, los profesionales más estresados de la pandemia

El tener que aprender a lidiar con grupos de jóvenes y niños a distancia ha sido, sin duda, uno de los retos más grandes que han enfrentado. Sin embargo, no son las únicas consecuencias que les trajo la pandemia del Covid-19

Los maestros, los profesionales más estresados de la pandemia
Según una encuesta, los maestros han sido los profesionistas más estresados durante la pandemia.
Foto: Pexels

La pandemia del Covid-19 ha puesto de cabeza al mundo entero. Padres, madres, empresarios, dueños de negocios, empleados, trabajadores independientes, contratistas, alumnos, niños, adolescentes, jóvenes y adultos mayores. Nadie ha pasado desapercibido para este fenómeno que ha marcado un antes y un después en la salud, la convivencia y la economía.

Pero sin duda, los profesionales que más vivieron un cambio de 360 grados fueron los maestros y educadores. Para ellos, el aprendizaje empezó desde cero: tuvieron que adaptarse a nuevas herramientas, tuvieron que aprender a combinar diferentes modelos educativos, han permanecido conectados trabajando por muchas más horas a diferencia de lo que les exigía un sistema de clases presenciales.

Aunado a esto, el tener que aprender a lidiar con grupos de jóvenes y niños a distancia ha sido, sin duda, uno de los retos más grandes que han enfrentado.

Según una encuesta realizada por Rand Corp. y financiada por la Asociación Nacional de Educación y la Federación Estadounidense de Maestros, el 78% de los maestros entrevistados reconoció que habían experimentado un estrés frecuente relacionado con su trabajo, en comparación con el 40% de los adultos empleados que también fueron entrevistados.

Y es que, al parecer, la presión vivida desde hace más de un año por consecuencias del coronavirus incluso ha provocado que uno de cada cuatro maestros haya pensado en abandonar su trabajo como docentes una vez que termine el ciclo escolar 2020-2021.

La encuesta revela que aprender a dar clases a distancia y aplicar el modelo híbrido son las dos cosas que más les estresaron a los profesores y maestros.

A esto se le suma la incapacidad que muchos de ellos han sentido al no poder dar apoyo psicológico para los estudiantes que han sufrido estragos a nivel emocional.

Salarios bajos que no compensan la carga

La profesión de dedicarse a la enseñanza nunca ha sido valorada económicamente hablando. En todos los países del mundo, el salario de los maestros siempre ha sido de los más bajos.

La información de la Oficina de Estadísticas Laborales señala que el salario medio anual para los maestros de secundaria fue de $62,870 dólares durante el 2020.

El trabajo no compensa el salario, ya que las horas laborales no se cubren únicamente cuando se está al frente de un salón dando las clases, hay todo un trabajo de preparación y, además, se le suma el tiempo que se requiere para calificar exámenes y trabajos.

***

También te puede interesar:

-Juneteenth, el 19 de junio será feriado nacional: Joe Biden firmó la iniciativa