¿Mi Seguro por Discapacidad pone en riesgo mi elegibilidad para un segundo cheque de estímulo?

Tomamos en cuenta lo estipulado de la Ley CARES para saber si recibirás un segundo pago (cuando se avale)

¿Mi Seguro por Discapacidad pone en riesgo mi elegibilidad para un segundo cheque de estímulo?
Si eres beneficiario del Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI), revisa si podrías recibir un segundo cheque de estímulo.
Foto: Stefano Intintoli / Unsplash

Las negociaciones por un segundo paquete de estímulo para enfrentar el daño económico causado por el coronavirus continúan en el Congreso y siguen siendo muchas las interrogantes que se mantienen entre los ciudadanos. Aunque son muchas las voces que indican que un segundo cheque podría mantener las mismas características de elegibilidad que tenía la Ley CARES, eso no deja tranquilos a aquellas personas que cuentan con un Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI, por sus siglas en inglés).

El Seguro por Discapacidad del Seguro Social es un programa que le paga beneficios tanto al trabajador o a miembros de su familia si está “asegurado”, lo que quiere decir que trabajó lo suficiente para ser elegible y ha pagado los impuestos del Seguro Social sobre sus ganancias, según la Administración del Seguro Social.

Aunque aún no se avala un segundo paquete y no se tienen las reglas de elegibilidad, se espera que se mantengan los mismo criterios que tenía la Ley CARES. Si es así, entonces las personas que sean parte del programa SSDI calificarían para otro cheque siempre y cuando tengan un número de Seguro Social y no fueran reclamados como dependientes en la declaración de impuestos de otra persona, por lo que el beneficiario titular entonces sólo tendría posibilidad de cobrar un cheque de $500 dólares, si es que eres elegible como dependiente.

Si el Congreso avala un segundo paquete de estímulo, de acuerdo con la previa experiencia con la Ley CARES, los pagos para los beneficiarios del SSDI no llegarían por medio de su tarjeta Direct Express, sino por medio de una cuenta bancaria independiente a Direct Express o mediante un cheque de papel enviado desde el IRS hasta tu domicilio. De hecho, hablando del Servicio de Rentas Internas, si recibes beneficios federales como el SSDI, no estás obligado a presentar una declaración federal de impuestos sobre la renta en 2018 o 2019 para recibir el cheque de estímulo, si se mantienen las mismas reglas de la Ley CARES.

Ahora que si habías tenido dudas de que eras elegible bajo el reglamento de la Ley CARES porque no has recibido tu pago de la primera ronda, entonces es posible que seas uno de los casos en los que el IRS no tiene la suficiente información sobre tu elegibilidad. Te recomendamos acceder a la herramienta para no declarantes antes del 15 de octubre para que puedas obtener tu dinero. Tienes que registrar tu nombre, dirección postal, fecha de nacimiento, número de seguridad social, número de cuenta bancaria (si tienes una que no sea Direct Express), número de identificación personal de protección de identidad (IP PIN), licencia de conducir o identificación emitida por el estado (si tienes uno).

Pero si tu caso es sobre no haber recibido el pago de estímulo para dependientes, el IRS ha reabierto el registro para las personas que reciben SSDI y otros beneficios del gobierno que no recibieron los $500 dólares por niño a principios de este año, a pesar de sí haber recibido su cheque de estímulo. De acuerdo con CNet, tienes como límite el 30 de septiembre para ingresar tu información a través de la herramienta para no declarantes del IRS y recibir el pago de recuperación de $500 dólares por niño.

Si tus pagos no llegaron en la primera ronda, pero te registras con la herramienta para no declarantes tal como lo hemos mencionado antes de las fechas correspondientes, el IRS dice que recibirá el pago para fines de 2020. Para rastrear el estado de tu pago, usa la herramienta Get My Payment del IRS.

También te puede interesar: