No solo eléctricos, los nuevos modelos Volvo sustentables ahora también son veganos

El Volvo C40 2022, que el fabricante sueco considera como la punta de lanza de su “futuro” eléctrico, no solo se destaca por su tren motor de cero emisiones y los materiales reciclados que se usan en su fabricación, sino que además es su primer modelo vegano y también el primero que se venderá exclusivamente en línea, como respuesta a las nuevas tendencias que marcarán a la industria automotriz en el futuro cercano

El Volvo C40 Recharge 2022 es el primer auto vegano del fabricante sueco.
El Volvo C40 Recharge 2022 es el primer auto vegano del fabricante sueco.
Foto: Javier Mota / Cortesía

El Volvo C40 2022, que la marca sueca fabrica en su planta de Gante, Bélgica, es el primer modelo planeado desde su inicio como un vehículo 100% eléctrico y representa el primer paso firme de una estrategia con la que espera eliminar por completo los motores de combustión interna de su gama tan pronto como el 2030 y alcanzar impacto 0 al medio ambiente en 2040.

Podcast en inglés: 2022 Volvo C40 in Belgium

Volvo Cars ya tiene a la venta el versión 100% eléctrica del SUV compacto XC40 Recharge, pero a diferencia del C40 Recharge que fuimos a probar a Bélgica, ese fue adaptado del modelo que se vende también con motor de gasolina. Y aunque comparten la misma plataforma, el C40 Recharge nunca tendrá esa versión.

Cuando salga a la venta en Estados Unidos en la primavera de 2022, se ofrecerá en 2 versiones; el modelo base con motor eléctrico montado sobre el eje delantero y el Twin, que añade un segundo motor en el eje trasero, alimentados por una batería de 78 kWh de carga rápida (de 10% a 80% en unos 40 minutos), para ofrecer autonomía de alrededor de 225 millas.

En el caso del C40 Recarge Twin que manejamos de Bruselas a Brujas, Gante y de regreso a la capital belga, el poder es de 408 caballos de fuerza (6 más que el XC40 Recharge) y torsión de 487 libras por pie lineal que, como en todos los autos eléctricos están disponibles al 100% desde el primer momento en que se pisa el pedal del acelerador con lo que brinda una experiencia de manejo casi equivalente a la de un deportivo: acelera de 0 a 60 millas por hora en solo 4.5 segundos.

La sensación de manejo deportivo se complementa con un diseño exterior estilo coupé, en el que la línea del techo desciende agresivamente a partir del la columna de la puerta de la segunda fila de asientos, para terminar en el portón trasero adornada por una nueva interpretación de las tradicionales luces verticales de Volvo, gracias al uso exclusivo de tecnología LED.

Al frente, llama la atención la nueva imagen de los modelos Volvo eléctricos, que no requieren la tradicional parrilla ventilada para enfriar el radiador, y también aprovechan  la avanzada tecnología de píxeles LED en los faros para darles una imagen futurista.

En la cabina, el Volvo C40 Recharge tiene la posición de asiento elevada que tanto gusta a la mayoría de los conductores de SUVs y se puede elegir con opciones cromáticas y decorativas exclusivas para este modelo. 

Como parte de la estrategia hacia el impacto 0 al medio ambiente, este es el primer modelo Volvo vegano, ya que no se utiliza cuero para la tapicería de los asientos. En su lugar, el recubrimiento es producido con material reciclado de botellas de plástico (más de 70 en cada vehículo) y otros desechos rescatados del mar.

Al igual que el Volvo XC40 Recharge, el C40 Recharge está equipado con uno de los mejores sistemas de info-entretenimiento del mercado, basado en el sistema operativo Android y desarrollado en colaboración con Google, con aplicaciones y servicios integrados de Google como el Asistente de Google, Google Maps y Google Play, todos con  datos ilimitados. Es decir, no es necesario conectar el vehículo a una cuenta de conectividad a internet.

Para operar este sistema, todo lo que se tiene que hacer es dar un comando de voz, como el que se le da a un parlante inteligente en casa para controlar el aire acondicionado, el sistema de audio, la ventilación y calefacción en los asientos, y la navegación. En el futuro, Volvo ofrecerá actualizaciones del software por vía inalámbrica para ampliar el alcance de funciones en el vehículo, lo que significa que la plataforma seguirá mejorando constantemente.

El Volvo C40 Recharge también es el pionero en la nueva estrategia comercial de la empresa, ya que está disponible para su compra o lease exclusivamente por Internet en varios mercados del mundo, a través de volvocars.com. 

Además, se ofrecerá con el paquete de servicios de atención al cliente Volvo Care, con elementos como mantenimiento incluido por 4 años o 40,000 millas, recarga rápida (250 kW ) incluida a través de la red de Electrify America, garantía “Bumper-to-Bumper” de 4 años o 50,000 millas y de la batería de 8 años o 100,000 millas.

Este nuevo modelo eléctrico de Volvo se fabrica en la planta de Gante, una de las más grandes de la marca sueca, que es pionera en la iniciativa de Volvo Cars hacia la electrificación total, gracias al aumento de su capacidad de producción de hasta 135,000 unidades por año, 

Volvo Cars prevé que tan pronto como en 2022, más de la mitad de la producción de esta planta, corresponderá a vehículos eléctricos puros.

“El C40 Recharge es un vehículo que representa nuestro futuro”, dijo Javier Varela, Vicepresidente Primero de Operaciones Industriales y Calidad de Volvo Cars. “Las operaciones de fabricación y una estrecha colaboración con nuestros proveedores son clave para lograr nuestros objetivos de electrificación y neutralidad climática. La fábrica de Gante está preparada para un futuro totalmente eléctrico y será un elemento fundamental dentro de nuestra red industrial global durante los próximos años”.