Para que estés prevenido si te quedaste sin trabajo: cómo computa el IRS los impuestos del beneficio de desempleo

Cada que recibes beneficios de desempleo, es mejor que sepas qué hacer para no pagar tantos impuestos sorpresa

Para que estés prevenido si te quedaste sin trabajo: cómo computa el IRS los impuestos del beneficio de desempleo
Los beneficios de desempleo fueron ayuda en 2020 por el coronavirus, pero pueden ser un problema fiscal en 2021.
Foto: Wunderstock

En este año marcado por la pandemia de coronavirus, son millones de estadounidenses los que han solicitado beneficios por desempleo, además de los estímulos proporcionados por la Ley CARES. Pero algo que muchos pierden de vista ante la necesidad actual, es que estos pagos deben declararse en tus impuestos ante el Servicio de Rentas Internas (IRS).

El gobierno federal grava los beneficios de desempleo como ingresos ordinarios (como los salarios). Además, la mayoría de los estados también requieren que los incluyas en tu próxima declaración de impuestos, aunque hay sus excepciones. California, Montana, Nueva Jersey, Pensilvania y Virginia no gravan estos beneficios.

En la declaración de impuestos en 2021 recibirás un Formulario 1099-G de la división de desempleo de tu estado, donde se informa la compensación total por desempleo que recibiste para 2020 (y si tuviste o no algún impuesto estatal o federal retenido de tus pagos), que informarás en el Anexo 1 de tu Formulario 1040 cuando presentes tus impuestos federales sobre la renta.

Cómo prevenirte ante los impuestos de tus beneficios de desempleo

Para evitar elevadas facturas sorpresas, cada que realizas una declaración de impuestos, puedes elegir que se te retengan los impuestos sobre la renta tal como lo harías con tu salario. También puedes presentar el Formulario W-4V del IRS sobre Retención Voluntaria en la oficina estatal de desempleo. Sólo que únicamente puedes solicitar que se te retenga el 10% de cada pago de tus beneficios de desempleo para impuestos federales sobre la renta.

Es posible que tengas otras opciones. En lugar de que los impuestos sobre la renta se retengan de tus beneficios, podrías pagar impuestos estimados cada trimestre, lo que agrega más flexibilidad. Podrías tener más dinero retenido de tus cheques de pago si regresas a trabajar más tarde en el año, dijo a U.S. News Oscar Vives Ortiz, contador público certificado y miembro del Comité de Especialistas Financieros Personales del Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados.

Pero no te confundas, los cheques de estímulo de $1,200 dólares y así como los $500 dólares por dependiente no son gravables, ya que técnicamente son pagos adelantados de un crédito fiscal especial de 2020, basado en tus ingresos de 2018 o 2019. Si tus ingresos son más altos en 2020, no tendrás que devolver el pago de estímulo; pero si tu ingreso fue demasiado alto en 2018-2019 para calificar para el estímulo y en 2020 estuviste dentro del ingreso bruto ajustado elegible, recibirás el crédito cuando presentes tu declaración de impuestos el 2021.

También te puede interesar: