Qué buenos beneficios contra el desempleo contempla el paquete de ayuda económica de Joe Biden

Como presidente, Biden buscaría ayudar a empresas para mantener puestos de trabajo

El presidente electo, Joe Biden, diseñó un plan de estímulo durante su campaña que podría beneficiar a desempleados.
El presidente electo, Joe Biden, diseñó un plan de estímulo durante su campaña que podría beneficiar a desempleados.
Foto: Christos S. / Shutterstock

Cuando aún estaba en campaña, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, presentó un paquete de ayuda económica para lidiar con el COVID-19. Es muy posible que si no hay un acuerdo en el Congreso para un nuevo estímulo o sin la firma del presidente Donald Trump, Biden envíe su propuesta desde los primeros días de su mandato a partir del 21 de enero de 2021.

El plan de acción de emergencia de Biden considera el combate al desempleo como una de sus prioridades para dar alivio. Entre sus apartados, además de enfocarse en los beneficios económicos que podrían recibir los estadounidenses cuando tome posesión como el 46º presidente de EE.UU., pone principal énfasis en cómo piensa beneficiar a millones de trabajadores que se han quedado sin sin empleo o para aquellos que están en riesgo de perderlo.

Tal como lo señala CNET, Biden no pone en contexto si algunas calificaciones cambiarían y por cuánto o para cuántos sería un pago de estímulo o en forma de seguro de desempleo, pero no los descarta.

Si bien dentro de su proyecto no se especifican cantidades de estímulo como lo sería un cheque de $1,200 dólares o el seguro de desempleo que se brindó en la Ley CARES de $600 dólares semanales, anuncia que “hay que hacer más” para enviar apoyos directos a la gente, aumentando los beneficios y proporcionando “cheques adicionales a las familias si las condiciones lo requieren”.

En el portal de campaña, se resalta la presencia de Joe Biden en la implementación de la Ley de Reinversión y Recuperación en la última crisis en 2009, durante el mandato de Barack Obama. Por ello se reitera el hecho de priorizar el apoyo sobre los sectores productivos del país con tres acciones claras:

1. Apoyo a empresas para mantener a personas dentro de las nóminas

Joe Biden quiere ayudar a las empresas de tal manera de que mantengan a sus trabajadores durante la crisis, para que regresen a sus labores sin complicaciones financieras cuando las condiciones lo permitan.

Quiere que el Congreso pueda avalar $377 mil millones de dólares para las pequeñas empresas, para que con este dinero se garantice préstamos inmediatos que los bancos otorguen para pago de nóminas, alquiler y otros costos de manutención para permanecer abiertos y, sobre todo, preservar los puestos de trabajo que genera.

2. Seguro de empleo

Como parte de un esfuerzo que se realizó durante la administración Obama donde Biden participó activamente, se buscaría un “seguro de empleo” que buscaría que se maximice el trabajo compartido para mantener a la mayor parte de la fuerza laboral del país dentro de su fuente de ingreso.

Para el caso de los despedidos o cuyas industrias están sin trabajo, buscaría aumentar los beneficios por desempleo que pudieran avalarse en el Congreso, eliminando la mayor burocracia posible. También buscaría extenderlos lo más posible siempre que las condiciones económicas y de salud pública lo requieran.

3. Licencia médica por enfermedad de emergencia pagada

Buscaría un proyecto de ley que beneficie de manera universal a todo empleado de poder solicitar licencia por enfermedad de emergencia por COVID-19, sin temor a ser despedido y con ingreso seguro durante su proceso de recuperación. En ello se debería incluir a los trabajadores de todas las industrias y sectores productivos del país, independientemente del tamaño de la empresa, abarcando a trabajadores por encargo o proyecto, trabajadores domésticos, contratistas y autónomos.

En este mismo sentido, Biden quiere asegurarse de que nadie tenga que pagar un dólar de su bolsillo para pruebas, tratamiento y eventual vacuna de COVID-19.

También te puede interesar: