Plan de Rescate Americano: Decenas de préstamos a pequeñas empresas han ido a negocios inexistentes

El Programa de Protección de Cheques de Nómina, que se convirtió en ley como parte de la Ley CARES el 27 de marzo de 2020, otorgó préstamos a cientos de empresas fantasma

Negocios fantasma. Miles de préstamos se otorgaron a empresas inexistentes.
Negocios fantasma. Miles de préstamos se otorgaron a empresas inexistentes.
Foto: Luke Sharrett / Getty Images

El Programa de Protección de Nóminas (PPP por sus siglas en inglés) fue creado como parte de la Ley Cares para otorgar préstamos subsidiados y ayudar a las pequeñas empresas a superar los cierres temporales y la caída en sus ingresos causados ​​por la pandemia de coronavirus.

Con una tasa de interés del 1%, es condonable si el 60% del dinero se gasta en nómina y en otros gastos para mantener abiertos los pequeños negocios. El programa fue diseñado para incentivar a los propietarios a seguir pagando a sus empleados temporalmente y fue un eje central de los esfuerzos de la administración Trump ante la crisis producida por los confinamientos para evitar contagios.

Desde el año pasado se ha documentado que algunas empresas hicieron mal uso de los cheques, pues sus dueños utilizaron los préstamos para comprar a su competencia como sucedió con la compañía de aviones privados Jet Linx, salvar las empresas de algún famoso o gastarlo en casas y autos de lujo. Como parte del American Rescue Plan, el PPP ha ayudado en su última etapa a los pequeños restaurantes y negocios propiedad de minorías.

Las comunidades costeras del condado de Ocean, Nueva Jersey, son una escapada de verano para miles de citadinos, ya que están repletas de casas de verano y restaurantes. Por eso es extraño que docenas de préstamos del Programa de Protección de Nóminas, hayan llegado a supuestas granjas el año pasado.

Cuando finalizó la primera ronda del programa de ayuda el verano pasado, Ritter Wheat Club y Deely Nuts, aparentemente una granja de trigo y una de frutos secos, recibieron $ 20,833 dólares cada una, la cantidad máxima disponible para empresas unipersonales. Tomato Cramber, en la costa de Brielle, obtuvo $12,739 dólares, mientras que Seaweed Bleiman ,en Manahawkin, obtuvo $19,957.

Ninguna de estas entidades existe en los registros comerciales de Nueva Jersey y los propietarios de las casas en las que supuestamente están ubicadas expresaron su sorpresa cuando fueron contactados por los reporteros de ProPublica. La dirección de un rancho ganadero, Beefy King, aparece en los registros del PPP como la casa de Joe Mancini, el alcalde de Long Beach Township.

“Aquí no hay agricultura, somos un banco de arena, por el amor de Dios”, dijo Mancini, quien no tiene vacas en su casa, solo tres perros.

El origen de los préstamos

Todos los préstamos a empresas inexistentes llegaron a través de Kabbage, una plataforma de préstamos en línea que procesó casi 300,000 préstamos PPP antes de que se agotara la primera ronda de fondos en agosto de 2020, solo superada por Bank of America.

En total, ProPublica encontró 378 pequeños préstamos por un total de $7 millones de dólares a entidades comerciales falsas, todos los cuales se estructuraron como operaciones de una sola persona y recibieron casi el préstamo máximo para el que eran elegibles. La inmensa mayoría de ellos se clasificaron como granjas, incluso en los lugares improbables, desde campos de papas en Palm Beach hasta campos de naranjas en Minnesota.

Kabbage es solo una parte de un problema de los fraudes en expansión que ha afectado al Programa de Protección de Cheques de Nómina desde su creación en marzo de 2020. Con la premura de ayudar a los estadounidenses, la Administración de Pequeñas Empresas federal inicialmente careció de los “candados” más básicos para evitar que los delincuentes presentaran documentación inventada.

Se estima que la agencia aprobó préstamos para 55,000 negocios potencialmente no elegibles y que 43,000 más obtuvieron más dinero de lo que justificarían sus nóminas. El Departamento de Justicia ya ha presentado cargos contra cientos de personas acusadas de fraude.

Atraído por generosas tarifas por cada préstamo procesado, Kabbage es una muchas empresas de prestamistas en línea que se unieron con entusiasmo para originar préstamos a través de sus plataformas automatizadas. Eso ayudó a millones de prestatarios que habían sido rechazados por los bancos tradicionales, pero también creó más oportunidades para hacer trampa. Kabbage fue adquirida por American Express el otoño pasado.