¿Por qué la segunda vuelta en la elección de Georgia es clave para un posible tercer cheque de estímulo?

La esperanza de millones de estadounidenses por un pago de alivio contra el coronavirus más grande está en manos de los votantes de Georgia

La segunda vuelta de elecciones por el Senado en Georgia podrían ser más decisivas para el futuro político del país que las presidenciales.
La segunda vuelta de elecciones por el Senado en Georgia podrían ser más decisivas para el futuro político del país que las presidenciales.
Foto: Element5 Digital / Unsplash

Este domingo, los miembros del Congreso elegidos en las pasadas elecciones, sea por primera vez o en reelección, prestarán juramento. Sólo quedan pendiente dos asientos en el Senado, espacios para legisladores de Georgia. La segunda vuelta de votación en este estado, programada para el 5 de enero, es primordial para determinar si el Partido Republicano mantiene la mayoría o se la arrebata el Partido Demócrata. Si el partido del presidente electo Joe Biden gana esta elección y con la mayoría asegurada en la Cámara de Representantes, es muy posible que se pueda avalar un tercer cheque de estímulo con una cantidad más grande que los dos anteriores.

A días de que se diera la transición de legisladores, el Congreso avaló el segundo proyecto de ley de alivio contra el coronavirus con un presupuesto de $900 mil millones de dólares y un cheque de estímulo de $600 dólares por persona elegible. Posterior a su sanción, algunos miembros de ambos partidos e incluso el presidente Donald Trump externaron sus deseos de que el pago fuera de $2,000 dólares. Pero la mayoría republicana en el Senado no cedió.

La segunda vuelta de las elecciones por el Senado en Georgia serán el próximo 5 de enero. Quedan dos lugares en el Senado. El Partido Republicano tiene 50 lugares ya seguros, mientras que el Partido Demócrata tiene 46 asientos. Dos legisladores electos son independientes, pero podrían alinearse al partido en el poder, por lo que los demócratas suman 48 lugares hasta estos momentos.

Aunque es complicado, los demócratas necesitan ganar los dos lugares en Georgia para equilibrar la balanza, quedando con 50 lugares. Esto significaría un empate virtual entre ambos partidos, sin embargo, la presencia de la vicepresidenta Kamala Harris en el Senado cuenta como un voto, por lo que las iniciativas presidenciales podrían tener paso libre en el Congreso.

Tal como lo señala CNET, si los republicanos ganan incluso un escaño, mantendrán el control del Senado y Biden comenzará su mandato con un gobierno dividido. En este resultado, el Senado estaría dirigido una vez más por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, quien se opuso a aumentar los pagos de $600 a $2,000 dólares en los últimos días del Congreso actual, así como a un paquete de estímulo más amplio en general.

Sin embargo, la sorpresa se puede dar, incluso con la victoria republicana. De acuerdo con otro reporte de CNET, los senadores David Purdue y Kelly Loeffer, quienes están en la boleta electoral en la segunda vuelta de las elecciones de Georgia, revirtiendo sus posiciones anteriores y ahora han expresado su nuevo apoyo por $2,000 dólares en cheques.

Por estas razones es que a pesar de la victoria de Joe Biden y su disposición por enviar un tercer cheque de estímulo, depende en mucho de los resultados en la segunda vuelta de Georgia para ocupar los espacios en el Senado. Es cuestión de voto y paciencia para ver los resultados y así disponer de un mejor panorama sobre un nuevo paquete de alivio en la era Biden.

También te puede interesar: