Por qué las probabilidades de una recesión económica en EE.UU. están aumentando, según expertos

La inflación, la subida de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, la escasez de empleados en algunas industrias y la guerra entre Rusia y Ucrania podrían alentar a que se genere una recesión económica en Estados Unidos en los próximos meses, según algunos expertos

Algunos expertos consideran que el contexto actual eleva las posibilidades de una recesión económica en los siguientes meses en Estados Unidos.
Algunos expertos consideran que el contexto actual eleva las posibilidades de una recesión económica en los siguientes meses en Estados Unidos.
Foto: Shutterstock

Unos dicen que sí, otros dicen que no. Lo cierto es que son cada vez más las hipótesis que afirman que una recesión económica está próxima a ocurrir en Estados Unidos: la economía del país aún está saliendo del impacto que le generó la pandemia del Covid-19, la inflación está por los cielos, registrando puntos históricos altos como no se había visto en los últimos 40 años, y los precios de la energía siguen aumentando, en parte, por la invasión de Rusia a Ucrania.

Se le agrega la caída del Producto Interno Bruto (PIB, por sus siglas en inglés) en más de un 1% durante el primer trimestre del año. Para algunos expertos, resulta también una amenaza la posición de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) de aumentar las tasas de interés en su afán de combatir a la inflación.

“El riesgo es incómodamente alto”, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, en declaraciones a USA Today. Según el experto, desde que comenzó la guerra entre Ucrania y Rusia, ha aumentado la posibilidad de que ocurra una recesión económica en los próximos 12 a 18 meses.

Para el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Lawrence Summers, la posibilidad de una recesión en los próximos 30 meses supera el 50%, de acuerdo a declaraciones que le dio a la revista Forbes.

Si bien el empleo se va recuperando, las personas se están quedando sin ahorros: no existe más ayuda económica por la pandemia del Covid-19, no hay más cheques de estímulo ni Crédito Tributario por Hijos (CTC, por sus siglas en inglés) extendido, a la par, sigue la escasez de empleados en diversas industrias y se sigue dando el fenómeno de la gran renuncia.

Para los expertos, si bien el panorama no pinta mal, son un cúmulo de situaciones que podría derivar en la desaceleración económica del país. El precio del crudo de EE. UU. cerró en alrededor de $108 dólares por barril apenas esta semana, un 42% más en lo que va del año. La gasolina sin plomo promedio está a $3.73 dólares el galón, frente a los $3.41 dólares de hace un mes, según AAA.  Y ya se pronosticó que dentro de poco podrá llegar a los $6 dólares en algunas regiones del país. 

De igual forma, la Fed está apuntalando a subir de nueva cuenta las tasas de interés, con el fin de amortiguar la inflación. Ya lo hizo dos veces en lo que va del año, y según las proyecciones, la tercera podría ocurrir en el mes de junio.

Los expertos coinciden en que, de seguir bajo esta perspectiva, las posibilidades de caer en una recesión económica son más probables. Para Jerome Powell, presidente de la Fed, no hay que temer, ya que la economía es fuerte y está lejos de ocurrir un fenómeno así.

***

También te puede interesar:

-Por qué los expertos están preocupados de que se aproxime una recesión en Estados Unidos
-4 maneras en las que una recesión podría beneficiar tus finanzas
-Cómo prepararte para una posible recesión económica