Préstamos estudiantiles: cómo aprovechar de mejor manera la indulgencia en espera de una condonación total

Aunque legisladores como Chuck Schumer han buscado la condonación de la deuda por hasta $50,000 dólares, los prestatarios no deberían confiarse y tendrían que actuar desde estos momentos antes de que los coman los intereses

Los estudiantes o personas con una deuda en préstamos estudiantiles deberían reanudar sus pagos antes de que acabe la nueva indulgencia.
Los estudiantes o personas con una deuda en préstamos estudiantiles deberían reanudar sus pagos antes de que acabe la nueva indulgencia.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Muchas organizaciones civiles y legisladores presionaron durante meses una nueva extensión de la indulgencia de pagos de los préstamos estudiantiles, argumentando que muchos prestatarios no lograrían llegar al 31 de enero con la suficiente solvencia para pagarlos. La variante ómicron de Covid-19 se extendió rápidamente en Estados Unidos, por lo que el gobierno de Joe Biden amplió el perdón hasta mayo de 2022. Deberías aprovechar este tiempo, porque no se vislumbra una condonación de la deuda en un futuro cercano, tal como lo decía el presidente en su campaña.

El pasado miércoles 22 de diciembre, la administración de Joe Biden anunció la extensión de la indulgencia de los pagos de los préstamos estudiantiles federales hasta el 1 de mayo de 2022. Según el gobierno de EE. UU., la presencia de la variante ómicron de Covid-19 encendió las luces de alerta, por lo que optó por mantener ese apoyo para millones de prestatarios.

Hasta julio de este año, sólo el 1% de las personas que tenía una deuda estudiantil pendiente había continuado sus pagos. El resto tuvo que desviar el dinero que destinaba al pago de su deuda a otras áreas más importantes como el pago del alquiler, la alimentación, entre otros.

Si las cosas mejoran y el Covid-19 cede en los próximos meses tal como lo espera la Organización Mundial de la Salud (OMS), no habría otra extensión de esta indulgencia. Aunque durante su campaña, Biden aseguraba que perdonaría la deuda de millones de prestatarios, no se ve claro para cuando lo haga. Legisladores como Chuck Schumer han presionado por un perdón por hasta $50,000 dólares de deuda en préstamos estudiantiles federales, pero tampoco está nada dicho.

Ante este panorama, es primordial que las personas con una deuda vigente por algún préstamo estudiantil comience a hacer manos a la obra. Tienen cuatro meses para poner en marcha su maquinaria financiera y que la reanudación de pagos el 1 de mayo de 2022 no los tome por sorpresa.

1. Haz pagos desde ahora

La indulgencia dicta que los préstamos estudiantiles federales no cobran intereses. Esto significa que no se te han generado intereses desde el 2020 y cualquier pago que realices irá al capital de la deuda. Sí o sí es momento de reducirla y, por qué no, pensar en liquidarla.

Cuando la deuda de préstamos estudiantiles se congeló por primera vez en marzo del año pasado, el saldo típico era de $20,000 a $24,999 dólares, según datos de la Reserva Federal. Aunque el presupuesto destinado para pagar las deudas depende de cada persona, suponiendo que alguien tenga $20,000 dólares en un préstamo estudiantil y abona $1,000 dólares, habrá reducido su saldo a $16,000 dólares en cuatro meses. A partir de entonces, se te acumularán intereses de esa cantidad y no de tus $20,000 originales.

2. Cambia tu plan de pago

Si tus finanzas no están en condiciones óptimas para reanudar el pago de tu deuda a pesar de tener 0% de interés en ella, no te preocupes, tienes otras opciones. Muchos administradores de préstamos estudiantiles están apoyando a sus clientes ajustando su plan de pagos. Quizás esto te generará pagar más intereses a lo largo del tiempo, pero a corto plazo reducirá tus mensualidades cuando éstas se reanuden.

3. Refinancia tu deuda

¿La oferta de tu administrador actual no te convenció o tienes un préstamo estudiantil privado? También puedes decidir refinanciar tu deuda con la competencia. En estos momentos aún continúan bajas las tasas de interés. Dependiendo de tu puntaje, tu capacidad de pago y tu historial en el manejo de la deuda, podrías tener una tasa de interés más baja con otro prestamista que con tu actual.

También te puede interesar:

• Préstamos estudiantiles: 6 formas de conseguir una condonación de la deuda
• Préstamos estudiantiles: las tasas de refinanciamiento están cerca de los mínimos históricos y podrían convenirte
• Qué es la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA) que te podría dar dinero para la universidad