Biden duda de la condonación masiva de la deuda estudiantil por $50,000 o $10,000 dólares

La Casa Blanca pronto dará a conocer su plan presupuestario para el gobierno de EE. UU., donde es posible que no se incluya la condonación de $10,000 dólares en deudas por préstamos estudiantiles

El presidente Joe Biden no olvida su promesa de condonar la deuda de los préstamos estudiantiles federales, pero es posible que la postergue para otro año.
El presidente Joe Biden no olvida su promesa de condonar la deuda de los préstamos estudiantiles federales, pero es posible que la postergue para otro año.
Foto: Anna Moneymaker / Getty Images

Desde su campaña, el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió una condonación de la deuda de los préstamos estudiantiles federales hasta por $10,000 dólares. Al principio, se pensó que esto formaría parte de su Plan de Rescate Estadounidense que brindó, entre otros beneficios, el tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares. No sucedió. También hay una propuesta demócrata de que el perdón de saldo sea por $50,000 dólares. Aún no se discute. Ahora, el mandatario duda de que pueda cumplir con esa promesa de campaña, al menos para este año.

En una entrevista reciente, el presidente Biden se mostró escéptico sobre la cancelación de $50,000 dólares en deuda de préstamos estudiantiles por persona, propuesta que fue lanzada a principios de febrero por los senadores Chuck Schumer, líder de la mayoría en el Senado y legislador por Nueva York, y Elizabeth Warren, demócrata por Massachusetts, quien ha pedido a la administración de Biden que tome medidas de alivio para millones de estadounidenses con una deuda estudiantil federal.

De manera similar, la Casa Blanca emitió un informe sobre el próximo presupuesto del gobierno federal donde también se deja entrever que el perdón de $10,000 dólares en deuda de préstamos estudiantiles podría estar fuera de discusión para un futuro reciente.

Sin embargo, la sociedad ha planteado su postura ante este tema en más de 100 peticiones en línea relacionadas con la condonación de préstamos estudiantiles federales. Actualmente, la más grande y popular, es la iniciativa que se encuentra en Change.org que lleva más de un millón de firmas que le piden al presidente que cancele todos los préstamos federales para estudiantes.

“Establecer un monto de condonación de la deuda de los estudiantes en un punto en el que el deudor promedio tendría más de una cuarta parte de su deuda condonada puede generar grandes cambios en los comportamientos de ahorro, las inversiones en capital humano (por ejemplo, regresar a la escuela) y el inicio de negocios, sin grandes cambios en la oferta laboral”, dicen los autores de un estudio reciente del grupo de expertos de Brookings Institution.

A pesar de no cumplir con esta promesa de campaña, el mandatario procuró dar un pequeño respiro de alivio a millones de estadounidenses afectados por la pandemia de COVID-19 desde los primeros días de su periodo presidencial. Desde su primer día como presidente, Biden firmó una orden ejecutiva para ampliar la indulgencia de los préstamos estudiantiles federales hasta el 30 de septiembre de 2021. Esta iniciativa permite que no se acumulen los intereses para los préstamos federales para estudiantes hasta ese plazo de tiempo.

Sin embargo, este apoyo está a cuatro meses de culminar, por lo que aquellas personas y familias que no se han repuesto de los daños financieros del COVID-19, seguramente seguirán teniendo problemas para pagar su deuda estudiantil pasada esa fecha y, lo peor, cualquier interés no generado, se comenzará a sumar a partir de entonces.

Según datos de la agencia de crédito Experian, los más de 43 millones de prestatarios estudiantiles tienen un saldo promedio de $38,792 dólares. De este tipo de información es que se deriva que la propuesta de los legisladores demócratas tendría un mayor impacto en las finanzas de lo que sería la propuesta original de Biden.

Por otra parte, antes de la pandemia, el 80% de los estadounidenses que tenían préstamos estudiantiles “no podrían pagar o estaban pagando, pero sus saldos aumentaban”, escribió Alan Collinge, quien lanzó la petición de Change.org y fundó un grupo llamado Student Loan Justice en 2005.

Ya sea que incluso firmes la petición de Collinge, no queda más que esperar a que el presidente y el Congreso pueda darle solución a este serio problema que, ayudando con la deuda de los préstamos estudiantiles, se podría avanzar en la reactivación económica que el país necesita después de la pandemia de COVID-19.

También te puede interesar:

• Qué empresas en Estados Unidos te apoyan con préstamos estudiantiles o reembolso de matrícula
• Los grandes cambios que podría haber en los préstamos estudiantiles durante la presidencia de Joe Biden
• Cómo aprovechar de manera más efectiva la indulgencia de los préstamos estudiantiles para mejorar tus finanzas