Qué es la brecha de tasación que puede bloquear la compra de una casa y cómo solucionarla

La brecha de tasación puede ser una piedra en el proceso de compra de una casa; pero no es definitiva, puedes hacer algunas cosas para solucionarla y evitar pagar de más por la vivienda que quieres

El precio de una casa en venta no quiere decir que sea el valor real. La diferencia es la brecha de tasación.
El precio de una casa en venta no quiere decir que sea el valor real. La diferencia es la brecha de tasación.
Foto: Shutterstock

Comprar una casa es un proceso nada sencillo por su costo. Y se puede complicar más cuando encuentras la vivienda de tus sueños por un precio puesto por el propietario, pero que en realidad cuesta menos. A esto se le conoce como brecha de tasación y puede ser un dolor de cabeza para los compradores. Sin embargo, no todo está perdido y tiene algunas soluciones.

Una brecha de tasación es la diferencia entre el valor justo de mercado determinado por el tasador y la cantidad que acuerdas pagar por la vivienda. Esto parece complejo de entender, pero te explicamos el proceso sobre cuándo se da esta brecha y cómo solucionarla.

Cuanto estás buscando una casa para comprar, revisas los listados y encuentras la vivienda de tus sueños. El precio es estipulado por el propietario vendedor, con o sin ayuda de un agente de bienes raíces, acorde al mercado inmobiliario actual, que cabe mencionar tiene precios promedio en máximos históricos. No obstante, estos precios pueden estar inflados por el vendedor.

Cuando tú solicitas una hipoteca, el prestamista realiza una tasación de vivienda. Este proceso es una evaluación y un informe realizado por un tasador autorizado, que determina el valor justo de mercado de una vivienda. Los prestamistas recurren a esta tasación para asegurarse de que el monto que acordaste pagar por la vivienda sea igual o menor que el valor real de la vivienda.

Y aquí es donde puede comenzar el conflicto. La tasación de la casa determina cuánto dinero puedes pedir prestado. Los prestamistas no aprobarán un préstamo por un monto superior al valor real de la vivienda. En este sentido, si encuentras una casa de $190,000 dólares, con base en la tasación, con un precio de $200,000 dólares, el prestamista basará el préstamo en el valor de $190,000 dólares.  La brecha de tasación es de $10,000 dólares extra.

Algunos vendedores se protegen a la hora de iniciar un proceso de compra-venta de la casa con una cláusula que se le conoce como garantía de tasación. Este apartado, común en un mercado de vendedores, sirve como una forma de proteger la ganancia que quieren adquirir por su vivienda. Cuando se evalúa una casa y has firmado una garantía de tasación, la responsabilidad del valor de venta recae completamente en el comprador.

Cuando surge esta brecha de tasación, tienes algunas opciones para solucionarla:

1. Renegociar el precio. Puedes acercarte al vendedor y tratar de negociar una reducción del precio para que tu préstamo hipotecario sea aprobado sin problema. Si el vendedor no está dispuesto a bajar el precio, puedes solicitarle que divida la diferencia en pagos más asequibles para ti.

2. Pagar la diferencia. Si el vendedor no se presta para negociar el precio, estás obligado a pagar la diferencia. Esto no es generalizado. Puedes agregar una contingencia de tasación en tu contrato, misma que te permite salirte de la venta sin perder el depósito de garantía. Sin esta garantía y quieres seguir en el proceso, es un hecho de que pagarás más por la casa.

3. Disputar la tasación. Aunque puede complicar aún más el proceso de compra de tu casa, es una alternativa. Puedes impugnar la tasación para reconsiderar el valor. Es complicado, porque debes demostrar que la tasación fue inexacta.

4. Salirte de la venta. Si no puedes solventar la diferencia y las otras opciones no han resultado, la mejor alternativa podría ser alejarte de la venta. Para este momento, será mejor ver para otro lado y comprar una casa que esté acorde a tus posibilidades financieras.