Qué es mejor: comprar una casa con una hipoteca o en efectivo

Hay algunas consideraciones que podrían escapar a simple vista sobre si es mejor comprar una casa en efectivo, ahorrando por muchos años, o conseguir una hipoteca en estos momentos

Aunque son pocas las personas que pueden darse el lujo de comprar una casa en efectivo, deberían ver sus ventajas para saber si es mejor eso o una hipoteca.
Aunque son pocas las personas que pueden darse el lujo de comprar una casa en efectivo, deberían ver sus ventajas para saber si es mejor eso o una hipoteca.
Foto: Shutterstock

Comprar una casa es una de las compras más grandes que millones de personas, no sólo en Estados Unidos, podrían hacer. Como es lógico, quieres asegurarte de tomar la mejor decisión y saber cómo deberás planificar y actuar para lograrlo. Y es cuando surge la pregunta: ¿debería ahorrar por años y tratar de comprar mi casa en efectivo u ocupar una hipoteca como los hacen millones de propietarios? Determinarlo no es sencillo y la decisión es individual. Te daremos sólo las ventajas que tendrías de hacerlo de una u otra manera.

Las ventajas de comprar una casa en efectivo

1. Vencer competencia. Una de las mayores ventajas que consigues al comprar una casa en efectivo es ponerte delante de cualquier competidor. Actualmente, Estados Unidos pasa por una escasez de inventario alimentado por un mercado extremadamente competitivo. Según datos de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR), hay cinco ofertas por cada propiedad vendida. Poniéndote en el lugar del vendedor, alguien que ya cuenta con el dinero siempre irá por delante de todo aquél que debe esperar la aprobación de una hipoteca.

2. Aceleras el proceso. Ligado al punto anterior, al tener el dinero en efectivo, aceleras el proceso de compra, al grado de hacer una fuerte transferencia, donde sólo faltaría afinar detalles para la mudanza. Dicen que time is money, y comprar una casa con cash, sin duda es ejemplo de ello, ya que no dependes de los tiempos de un tercero que te preste el dinero.

3. Reduces los costos a largo plazo. La apertura de una hipoteca genera costos a corto y largo plazo. Entre los pagos inmediatos que se omiten al contar con efectivo son los costos de cierre de una hipoteca. La tarifa entre otros costos de cierre pueden sumar entre el 2% y el 5% del precio de compra. Sólo para que te des una idea, si compras una propiedad en el valor promedio actual que hay en Estados Unidos que es de casi $450,000 dólares, eso sería alrededor de $9,000 y $22,500 dólares.

Además, todas las hipotecas manejan un interés. Toma en cuenta que, actualmente, la Reserva Federal (Fed) aumentó las tasas de interés de referencia, por lo que los préstamos hipotecarios son más caros. Se espera que la tasa pueda subir al 5%. En el mismo ejemplo, por una propiedad de $450,000 dólares, supongamos que pagas el 20% de anticipo, lo que deja una hipoteca de $360,000 dólares, con las tasas de interés del 5% a 30 años, al final habrías pagado $695,984 dólares.

Las ventajas de comprar una casa con una hipoteca

1. Puedes administrar mejor tu dinero. Claro, se lee genial pagar una casa en efectivo; pero ¿qué tan realista es? Al no tener la presión de ahorrar para lograr tu objetivo, podrías pasar años sin hacerlo y perder la oportunidad de hacerte de una casa con una hipoteca. Aun cuando tuvieras el efectivo suficiente, quizás necesites usarlo para otros propósitos, como puede ser la universidad de tus hijos, ahorrar para tu jubilación, entre otros. Y, por si fuera poco, otro secreto: hasta los millonarios pagan hipotecas, ¿sabes por qué? Porque el resto de su dinero lo invierten, lo que les da mayores posibilidades de hacer crecer su dinero y vencer el interés de una hipoteca.

2. Reduces tus impuestos. A diferencia de comprar una casa en efectivo, donde adquieres responsabilidades impositivas casi de forma inmediata, comprar una casa con una hipoteca te permite deducir los intereses de tus pagos en tu declaración de impuestos.

3. Construyes tu crédito. Recuerda que una hipoteca es una deuda buena, ya que te generará más valor a largo plazo. En este sentido, tus pagos regulares y puntuales se reportan a las agencias de crédito, lo que se ve con buenos ojos. Construir y mejorar tu crédito podría ayudarte a conseguir cualquier préstamo, incluso otra hipoteca, a un precio más bajo.

También te puede interesar:

• Cómo funciona la hipoteca de interés único
• Cuánto cuesta cerrar una hipoteca en cada estado de Estados Unidos
Regresan las hipotecas de interés variable: por qué ahora podrían ser la mejor opción para comprar una casa