Qué es la estrategia de inversión del Promedio del Costo en Dólares (Dollar-Cost Averaging)

Si eres constante, podrías ver reflejado tu esfuerzo de inversión en poco tiempo

Qué es la estrategia de inversión del Promedio del Costo en Dólares (Dollar-Cost Averaging)
Tu dinero puede crecer con este método de inversión y sin preocuparte tanto por las fluctuaciones del mercado.
Foto: Public Domain Pictures / Pixabay

La crisis por el COVID-19 vino a desajustar muchas cuestiones económicas entre empleos y negocios perdidos. Aquí tenemos una opción que podrías contemplar en el futuro para un inconveniente similar o mayor con el método de inversión de costo promedio en dólares que puede ayudar a los inversionistas a proteger sus finanzas.

El Promedio del Costo en Dólares (Dollar-Cost Averaging en inglés) es el proceso de invertir la misma cantidad de dinero en un activo particular durante intervalos de tiempo constantes. El objetivo es lograr que tus depósitos sean frecuentes para así generarte buenos y regulares rendimientos.

Para que puedas entenderlo mejor, lo explicaremos con base en un ejercicio que realizó Business Insider, para ejemplificar el funcionamiento de la estrategia de inversión del promedio de costos en dólares.

Suponiendo que tienes $300 dólares para invertir cada mes, entonces seleccionas el activo en el que quieres poner a trabajar tu dinero, por ejemplo, comprar acciones de un fondo índice S&P 500 mensualmente que cotiza en $30 dólares por acción.

En tu primer mes con tus $300 dólares, estarías comprando 10 acciones de este fondo de inversión. Recuerda que los valores pueden variar incluso de mes en mes, por lo que es posible que al siguiente mes cuesten $50 dólares con lo que únicamente podrías comprar 6 acciones y al otro mes cuesten $20 dólares por el que te terminarían dando 15 acciones más.

Como el mercado es un ser fluctuante, realizar un aporte regular por la misma cantidad podría generar que tengas mejores rendimientos algunos meses que otros que a la postre se vean reflejados en ganancias por tu inversión.

Para entender esto mejor, vamos con otro ejemplo.

Suponiendo que tienes $1,000 dólares para invertir en una acción que actualmente cotiza en $100 dólares, vas a adquirir 10 acciones. Pero si esos $1,000 dólares los repartes en cuatro inversiones iguales de $250 dólares en cuatro meses, podrías tener la suerte de que la fluctuación del mercado te beneficie de la siguiente manera:

  1. Primer mes: $100 dólares por acción compras 2.5 acciones
  2. Segundo mes: $90 dólares por acción compras 2.78 acciones
  3. Tercer mes: $85 dólares por acción compras 2.94 acciones
  4. Cuarto mes: $80 dólares por acción compras 3.12 acciones

¿Qué quiere decir esto? Que al final de cuatro meses transcurridos realizando una inversión inversión frecuente de $250 dólares por mes, lograste conseguir 11.34 acciones, es decir, 1.34 acciones más que las 10 que hubieras comprado de principio con los mismo $1,000 dólares invertidos en una sola exhibición.

Al hacer esto no te preocupas por tratar de estimar el mercado y querer “cronometrar” cuándo será mejor invertir. Recuerda que cualquier trabajo de inversión es un riesgo, pero también puede favorecerte en poco tiempo y darte rendimientos que no imaginaste.

Lo más que puedes tratar de revisar es que sea un mercado estable donde el precio de las acciones haya bajado en los últimos meses y tu capital pueda estabilizarlo, porque es cierto que la gran mayoría de las acciones del mercado tienden a subir más de lo que bajan, esto quiere decir que es muy posible que cada mes pagues más por cada acción y a la postre, en el mismo ejemplo de cuatro meses, termines incluso con menos de las 10 acciones que pudieras haber adquirido de haber invertido tus $1,000 dólares en el mes inicial.

Como se ha dicho, invertir siempre es un riesgo que puede ser satisfactorio. En cualquier caso, es posible que sólo varíe la cantidad de tu rendimiento, pero es seguro que podrás adquirir buenos dividendos por tu dinero invertido.

También te puede interesar: