Qué es un crédito fiscal y qué necesitas para obtenerlo

Cuando hablamos de impuestos, los términos créditos y deducciones fiscales pueden resultar muy llamativas, sin embargo, son diferentes y de hecho, según los expertos uno de ellos es más bondadoso que el otro

¿Cómo puedes obtener un crédito fiscal? Siempre hay opciones.
¿Cómo puedes obtener un crédito fiscal? Siempre hay opciones.
Foto: Pixabay

Cuando hablamos de impuestos, los términos créditos y deducciones fiscales pueden resultar muy llamativas, sin embargo, son diferentes y de hecho, según los expertos uno de ellos es más bondadoso que el otro.

Primero que nada, vamos a explicarte cuál es la diferencia que existe entre éstos. Una deducción fiscal es aquélla que obtienes para reducir tus ingresos, en bases a los gastos que tengas, lo que hace que la presentación de impuestos sea de menor cantidad e incluso que puedas calificar para un reembolso. Además, te puede ayudar a pasar a una categoría impositiva más baja. ¿Demasiado atractivo, no?

Por su parte, un crédito fiscal es aquél que te ayuda a deberle menos dinero al IRS, si por ejemplo con las deducciones terminas debiéndole al organismo fiscal unos $1,000 pero calificas para un crédito fiscal por $2,000, entonces voilá, el problema está resuelto y con un factor positivo para ti, reseña el sitio Pocket Sense.

En este punto podrás preguntarte, que entonces qué sucede con los $1,000 que sobran. Y según el sitio experto en impuestos, depende del crédito fiscal al que hayas accedido, ya que hay reembolsables y no reembolsables.

Los créditos reembolsables en realidad son los menos y son los que se encargan de dejar en ceros tu factura de impuestos. Una vez hecho esto, el IRS te enviará un cheque por la diferencia, si es que existe alguna.

Entre estos créditos está el crédito tributario por ingreso del trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) y a decir de los expertos, es el mejor dentro de los que son reembolsables. Para poder calificar a él, debes de tener un empleo y aunque si eres independiente tus ingresos también serán tomados en cuenta, no puedes tener ingresos muy altos ya que está dirigido para aquellos que ganan menos y que tienen más hijos.

Para el 2020, el máximo que se puede obtener por un crédito de este tipo es de $6,660 dólares si tienes tres o más hijos calificados, pero si no tienes hijos o no calificaron, solo puedes obtener hasta $538 dólares. Cabe destacar que estos también se ven afectados por la inflación.

Otro crédito reembolsable es el crédito tributario por hijos el cual te puede otorgar hasta $2,000 dólares por niño. Pero se aplica la misma regla que el EITC, entre más ganes, menos serán los beneficios.

Los créditos por educación también son reembolsables. Te puede otorgar hasta $2,500 dólares de tus gastos si tienes un estudiante en casa, pero deben de calificar, además puedes meter gastos de educación, las tasas y los materiales que necesites.

También es reembolsable el crédito por cuidado de menores y dependientes y este no se limita solo a los hijos, sino también a personas que tengas que cuidar porque padezcan de alguna enfermedad o tengan alguna discapacidad.

Se suma el crédito por adopción.  La cantidad máxima es de hasta $ 14,440 en gastos de adopción por niño para el año fiscal 2021, al pasar de $ 14,300 en el 2020.

***

También te puede interesar:

-Qué opciones tienes para saldar las deudas con el IRS
-Por qué el IRS no ha procesado un millón de declaraciones y cómo te afecta en tu declaración de impuestos
-Cuál es la fecha límite para presentar tus impuestos en el 2021
-¿No sabes si le debes dinero al IRS? 
-Cómo prepararte para tu declaración de impuestos en el 2021