Qué son los préstamos por dificultades económicas derivadas del coronavirus: ¿eres elegible y te conviene pedirlo?

Aunque hay facilidades para obtenerlo, ¿es bueno que los solicites?

Qué son los préstamos por dificultades económicas derivadas del coronavirus: ¿eres elegible y te conviene pedirlo?
Hay entidades financieras que buscan apoyar los ingresos de las personas durante el COVID-19 por medio de un préstamo especial.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Mientras millones de trabajadores desempleados o con horas de trabajo e ingresos reducidos que esperan que el Congreso de EE.UU. avale un segundo paquete de estímulo económico, durante todo este tiempo ha existido una manera de encontrar un respiro, aunque para muchos bolsillos estadounidenses puede llegar a ser un riesgo de deuda:  los préstamos por dificultades derivadas del coronavirus.

Con las bajas tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos y los serios problemas económicos en todo el país a causa de la pandemia de COVID-19, algunos bancos e instituciones crearon un préstamo por dificultades derivadas del coronavirus, un producto que busca apoyar las finanzas de muchas familias para solventar sus gastos.

¿Cómo son los préstamos por dificultades derivadas del coronavirus?

De acuerdo con The Simple Dollar, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) ha alentado a los bancos y prestamistas a ayudar a los afectados por COVID-19, quienes además de ejecutar medidas de desplazamiento de la deuda por algunos meses con la Ley CARES, también sacaron este tipo de préstamo con un fin específico: apoyar la economía de millones de familias.

Tomando en cuenta los resultados de las encuestas de la institución de investigación NORC en la Universidad de Chicago y de Prudential y Flexjobs, era necesario buscar alternativas económicas a la par del primer paquete económico avalado en marzo. De 2,000 estadounidenses encuestados por NORC, casi el 25% informaron haber perdido ahorros y casi la misma cantidad habían perdido ingresos, mientras que el 53% de los 1,000 encuestados por Prudential y Flexjobs dijeron que ganaban la mitad o menos de sus ingresos prepandémicos.

Los préstamos por dificultades económicas derivadas del coronavirus son productos pensados a corto plazo para aquellas personas que han sido afectadas por la pandemia. Como dependen de diferentes criterios, los montos y las tasas de interés pueden variar de un cliente a otro, encontrando opciones por tasas de hasta el 3% para las personas con mejor crédito.

Los plazos de estos préstamos, dependiendo de la institución, pueden ir de un periodo de entre tres meses a cinco años. La cantidad también puede variar, pero el límite establecido contemplado para estos productos es hasta por $5,000 dólares y los recursos deben ir destinados para problemas financieros relacionados con la pandemia.

¿Cómo puedo solicitarlo? ¿Soy elegible?

Para comenzar, debes preguntar si la institución financiera de tu preferencia tiene este tipo de préstamo.

De acuerdo con un informe de la Asociación Nacional de Cooperativas de Crédito, alrededor del 80% de las cooperativas de crédito ofrecen algún tipo de préstamo relacionado con la pandemia.

Cuando encuentres que tu banco, cooperativa o prestamista ofrece este producto, como cualquier otro proporcionado por ellos, deberás cumplir con ciertos requisitos crediticios para ser aprobado, lo que indica que no todas las personas que lo soliciten pueden ser elegibles para él. Uno de los requerimientos más importantes, además de tu puntaje de crédito, es la de comprobar que efectivamente han sido afectados financieramente por el coronavirus, pero que a pesar de ello, tienen la capacidad de reembolsar el dinero prestado.

Sin embargo, por muy bajas que sean las tasas de interés para estos productos, tal vez reconsideres este préstamo. Adquirir un producto de estas características, no sólo bajarán tus puntajes de crédito, sino que aumentarían tu deuda. Si tienes un empleo, aunque con ingresos reducidos, tal vez tienes la capacidad para pagarlo; pero si no es así, es mejor esperar los estímulos gratuitos proporcionados por el gobierno.

Si quieres bajar tus niveles de endeudamiento o tener un respiro de tus facturas por crédito o préstamos, mejor comunícate con tu institución financiera para negociar te permitan aplazar tus pagos sin ejecuciones de interés o busca una consolidación de deudas que te pueda convenir para reducir tus pagos mensuales.

También te puede interesar: