Recesión económica en EE.UU.: por qué un cheque de estímulo sería una buena idea para combatirla

Durante las recesiones económicas de 2001 y 2008 en Estados Unidos, se otorgaron cheques de estímulo para ayudar a la población. ¿Podría suceder en el contexto actual?

El cheque de estímulo sería una herramienta que los legisladores pudieran utilizar para combatir si hay una recesión económica.
El cheque de estímulo sería una herramienta que los legisladores pudieran utilizar para combatir si hay una recesión económica.
Foto: Shutterstock

Durante la pandemia del Covid-19, los tres cheques de estímulo que se autorizaron tanto con el gobierno de Donald Trump como con el gobierno de Joe Biden fueron una ayuda importante para millones de familias que vieron reducir sus ingresos. Ahora, aunque el coronavirus sigue, el impacto está siendo contrarrestado, pero una nueva amenaza se presenta frente a los estadounidenses: los expertos indican que hay cada vez más posibilidades de que ocurra una recesión económica. Y de ocurrir, ¿qué papel jugaría la aprobación de nuevos cheques de estímulo?

Desde que ocurrieron, los cheques de estímulo se han vuelto muy populares entre los votantes y los ciudadanos estadounidenses. Según CNBC, 4 de cada 5 votantes apoyaron los pagos directos a las familias de Estados Unidos. Y eso es algo de lo que están muy conscientes los demócratas y los republicanos.

Si bien recibieron algunas críticas por la determinación de la elegibilidad y la cantidad de cheques que se otorgaron, la presión ha vuelto de nuevo al campo de batalla ante la elevada inflación que enfrenta el país y la cual se posicionó en el 8.6% interanual durante el mes de mayo, así como por la posible recesión que podría ocurrir en los próximos meses en el país.

Las opiniones al respecto, siguen divididas: “Espero que se vuelvan a utilizar los cheques de estímulo”, dijo a CNBC Claudia Sahm, consultora de política macroeconómica y execonomista de la Reserva Federal. “Ellos trabajaron”, añadió.

Para el gobierno es importante que la gente siga gastando y consumiendo productos y servicios, para que las empresas sigan teniendo ingresos y no tengan que hacer recortes de personal.

Entonces, usan mecanismos como otorgar beneficios por desempleo, aumentan la cantidad calificada de cupones de alimentos, llamados SNAP, pueden reducir reducir los impuestos e incluso ahora, con la figura de los cheques de estímulo, pueden llegar a implementarlos para combatir este escenario.

Y de hecho, según un recuento de CNBC, el gobierno ya ha recurrido a ellos: en el 2001 y en el 2008 se implementaron cheques de estímulo para las recesiones que ocurrieron por aquellos años, sin embargo, la pandemia provocó repercusiones económicas inimaginables, por lo que se destacó aún más el uso de cheques de estímulo para ayudar a la población.

“Esta recesión de Covid fue la primera vez que se enviaron múltiples rondas”, reconoció Sahm.

La primera ronda fue por $1,200 dólares, la segunda ronda fue por $600 dólares y la tercera ronda fue por $1,400 dólares.

Por qué se abre una nueva posibilidad para enviar cheques de estímulo

Según varios expertos, entre los que se encuentra Saham, algunas de las razones, son:

1.- Llegan de manera rápida a quienes los necesitan y, por lo tanto, su actuar es igual de veloz. En una recesión, lo importante es mitigar.

“La investigación sobre los cheques de estímulo muestra que las personas gastan aproximadamente la mitad de los cheques y lo hacen rápidamente”, dijo a CNBC, Sahm.

2.- El gasto puede estabilizar la demanda

De acuerdo a las investigaciones, con la primera ronda del cheque de estímulo, 1.7 millones de residentes de EE.UU. salieron de la pobreza.

“Si los shocks económicos ponen en riesgo la economía, entonces los cheques de estímulo serán sin duda una herramienta que el gobierno federal considerará aplicar”, dijo a CNBC, Zachary Parolin , científico investigador del Centro sobre Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia.

3.- Atacar una recesión económica sería más motivante que la inflación para que los legisladores los aprueben

Y es que por la inflación no se ha logrado mover nada en cuanto a la aprobación de un nuevo cheque de estímulo, sin embargo, una recesión económica sería un problema a resolver lo más pronto posible, lo que podría hacer que ahora sí, los legisladores actúen.

***

También te puede interesar:

-Empleados de EE.UU. le temen a una recesión económica: creen que recibirán menos ingresos el siguiente mes
La economía de EE.U.U. se desacelera, pero no quebrará, aseguran especialistas