Renunciar al trabajo en busca de mejores oportunidades: cómo hacerlo sin quemar tu trabajo actual

Renunciar a un trabajo no es tan fácil cuando quieres cuidar las formas y tratar de mantener la relación profesional lo más intacta posible, más si cabe la opción de regresar

Renunciar al trabajo en busca de mejores oportunidades: cómo hacerlo sin quemar tu trabajo actual
Debes planear tu salida de un trabajo en busca de nuevas oportunidades antes de renunciar.
Foto: Fauxels / Pexels

Desde el momento en el que surgieron reaperturas en diferentes industrias, así comenzó a darse un fenómeno de desbandada laboral que nadie se imaginaba: muchos trabajadores han comenzado a renunciar a sus empleos. Tan sólo en abril, se llegó a 4 millones de personas que dejaron sus trabajos, impulsados por una confianza genuina de que podrán encontrar algo mejor. Mientras esto sucede, lo mejor que podrías hacer es retirarte dignamente y dejar la puerta abierta, por si tus planes no salen cómo te lo imaginas.

Aunque es sorpresiva esta tendencia, nadie se imaginó que la pandemia provocaría que muchos de los empleos perdidos en los peores días de la enfermedad, no podrían ser cubiertos tan fáciles ahora en la reapertura. De ahí que muchos trabajadores tienen la confianza de que encontrarán algo mejor, con condiciones laborales más adecuadas y beneficios que en otro momento no han tenido, como el hecho de mantener el trabajo remoto, por mencionar alguno.

Si no quieres quemar tu trabajo actual en busca de nuevas oportunidades, pon atención a los siguientes consejos para dejar tu empleo lo más estratégicamente posible, tú no sabes si en algún momento necesitarás de su ayuda nuevamente.

1. Tus opciones antes de renunciar

De acuerdo con expertos en reclutamiento, antes de siquiera pensar en renunciar en busca de nuevas oportunidades o beneficios en otro empleo, tal vez podrías negociar en tu empleo actual adaptaciones laborales o una promoción.

Medita sobre lo que quieres de tu trabajo y que no tienes. Luego, si ves que tu empleo podría cubrir con tus peticiones, charla estos objetivos con tu gerente. Es posible que las nuevas responsabilidades y crecimiento laboral la encuentres en el mismo lugar en el que has trabajado que en otro trabajo. Recuerda que llegar a una nueva empresa siempre es comenzar de cero.

2. Revisa tu entorno

El hecho de que muchos trabajadores estén renunciando con la esperanza de que puedan encontrar algo mejor no es sinónimo de que lo encontrarán. Si después de charlar con tu actual patrón no encuentras las posibilidades de crecimiento que esperabas, no quiere decir que ya renuncies de inmediato. Tienes que revisar que otras empresas puedan valorar lo que tú puedes ofrecer y si cumple con tus expectativas en todos los sentidos, salariales, carga de trabajo y beneficios.

¿Realmente hay tantas oportunidades en tu sector laboral? ¿Te ofrecen mejores beneficios que los que ya tienes? ¿Te queda cerca? ¿Podrás crecer profesionalmente? No des ningún paso antes de asegurarte de encontrar la respuesta a éstas y otras preguntas, según tus necesidades.

3. Dos semanas, el tiempo necesario

Los expertos en reclutamiento recomiendan avisar con al menos dos semanas de anticipación antes de dejar tu trabajo, si realmente no quieres irte por la puerta trasera. Ya sea una renuncia o un despido, nunca es una situación cómoda para ninguno de los involucrados, pero cuando se trata de la decisión del trabajador, es posible que dejes una buena huella si respetas esta regla de caballeros.

Charla las razones de tu decisión para resaltar, con honestidad, las cosas que el nuevo trabajo te puede ofrecer y que no puedes obtener con ellos o el hecho de que tu crecimiento profesional y personal van ligados, como es el hecho de emprender un proyecto propio. Puedes poner en la mesa tu disposición de ayudar a la compañía en la transición, ya sea para que encuentren a tu reemplazo o incluso puedas ayudarlo con sus actividades.

Esto hablará muy bien de ti y es posible que te abran la puerta grande para retirarte dignamente. Tú no sabes si por esa misma puerta tendrás que regresar si tus planes no resultan como lo esperabas.

También te puede interesar:

• Cómo renunciar a un nuevo trabajo que ya no te gustó
• Trabajo remoto: 3 grandes razones por las que las personas quieren que se mantenga en sus vidas
• Prevén tu regreso al trabajo: las complicaciones que sucederán este otoño con el retorno a la oficina de varias empresas