Seguro social falso: qué puede pasar si usas uno en EE. UU.

Aunque algunas personas venden o alquilan el número de Seguro Social de su hijo de buena voluntad para ayudar, en su mayoría, a un inmigrante indocumentado, esto podría generar graves consecuencias, incluso para el menor

Por usar un seguro social de  modo fraudulento puede caber una pena de 15  años de cárcel
Por usar un seguro social de modo fraudulento puede caber una pena de 15 años de cárcel
Foto: Shutterstock

Muchos inmigrantes indocumentados cometen el error de recurrir a documentos falsos para trabajar en Estados Unidos. Incluso unos no sólo falsifican el número de Seguro Social, también ocupan el de otra persona con o sin su consentimiento. Ninguna razón es realmente válida ni mucho menos legal, por lo que estas personas podrían enfrentar hasta 15 años de cárcel por este tipo de fraude.

Cuando llegan a Estados Unidos, muchos inmigrantes indocumentados no saben cómo emplearse en el país, que recurren a la falsificación de documentos para establecerse. Aunque sin importar su estatus migratorio pueden acceder al número de identificación individual del contribuyente (ITIN), que básicamente sirve para la declaración de impuestos, muchos de los beneficios y programas gubernamentales federales y locales los excluyen, ya que requieren que las personas tengan un número de Seguro Social.

Entre las sanciones por usar un número de Seguro Social falso o de otra persona, puede conllevar a una pena de 15 años de prisión e incluso impedir que obtenga el estatus legal en Estados Unidos y la deportación.

Algunos inmigrantes son capaces de vender o alquilar el seguro social de su hijo nacido en Estados Unidos, porque es posible que necesiten el dinero por este mal uso del documento oficial. El problema de hacer este tipo de cosas, es que se fomenta el fraude y robo de identidad, ya que con el Seguro Social se pueden abrir cuentas bancarias, cuentas de crédito, calificar a programas sociales, entre otras cosas.

Más allá de las ventajas e incluso las penas judiciales que se pueden tener, hacer mal uso del seguro social de un hijo nacido en Estados Unidos puede provocarle diversos problemas al vástago en su futuro. Por ejemplo, podrían dañar el historial de crédito del niño, quien para cuando crezca, tal vez tenga que pagar tasas de interés muy elevadas por cada préstamo o tarjeta de crédito que solicite, incluso ser rechazado.

Cualquier producto, servicio o programa por el que se aplique por medio del número de Seguro Social falso afectará el historial del propietario original. Incluso si quién usa el Seguro Social comete un crimen, además del hecho ya en sí mismo de usar un documento falso, podría provocar un historial criminal en el menor, propietario original. Con estos registros, la vida legal del menor se vuelve más complicada, porque le será más difícil conseguir un empleo, entre otros beneficios ciudadanos.

Los inmigrantes con hijos nacidos en el país deben evitar a toda costa incurrir en esta falta grave, porque corren el riesgo de ser deportados. Alquilar o usar el número de Seguro Social de un ciudadano estadounidense, ya es un delito en sí mismo que puede llevarte a la cárcel y destruir la vida de tu hijo.

También te puede interesar:

• Cómo denuncio la pérdida de mi tarjeta del Número de Seguro Social (SSN)
• La “estrategia del puente” para maximizar los beneficios del Seguro Social
• Seguro de discapacidad: cómo te ayuda la Administración del Seguro Social a conseguir trabajo