¿Te falta fuerza de voluntad para dejar el alcohol? 6 razones financieras por las que tu bolsillo te lo exige

Si beber alcohol se te convierte en dependencia podrías perder más dinero que no vale la "diversión" que te provoca

Consumir alcohol suele ser parte de la dinámica social de muchas personas. Beberlo de manera moderada, en eventos sociales o como una forma de divertirse con sus seres queridos y amistades no genera un gran problema personal; pero si su consumo es excesivo, no sólo vas a dañar tu salud, sino tu bolsillo. Estas son 6 de las principales razones financieras por las que deberías dejar el alcohol, cuando no tienes la fuerza de voluntad suficiente para hacerlo.

1. Es un hoyo negro financiero

Cuando sales a un bar con amigos, sabes perfectamente que el alcohol es caro.

Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), el consumo moderado generalmente aceptado es de no más de una bebida al día para las mujeres y dos bebidas al día para los hombres. El consumo excesivo de alcohol se define como cuatro tragos o más en una sola ocasión para las mujeres y cinco tragos o más en una sola ocasión para los hombres.

Ahora, hagamos cuentas. Una cerveza artesanal cuesta alrededor de $8 y $10 dólares y una bebida mezclada elegante cuesta entre $12 y $16 dólares. Si tomaras cinco bebidas por semana, estamos hablando de que gastarías alrededor de $40 a $80 dólares. Si tienes un problema con la bebida, esto podría duplicarse o hasta triplicarse, sin contar los costos indirectos como lo es tomar un taxi o pagar la gasolina.

2. Si daña tu salud, daña tu bolsillo

El alcohol es la tercera causa principal de muerte evitable en Estados Unidos, después del tabaco y lo efectos combinados de una mala alimentación y la inactividad física, según la Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA).

Los gastos médicos derivados por atención médica por alguna congestión alcohólica, problemas en el hígado o tratamientos por complicaciones como deshidratación o intoxicación pueden ser elevados a mediano y largo plazo. Tus gastos por aspirinas y quitarte la resaca también entran en estos rubros como los gastos menores de salud que podrías tener de manera frecuente.

3. Accidentes y muerte

Los CDC informan que 10,497 personas murieron en choques por conducir bajo los efectos del alcohol en 2016: el 28% de todas las muertes relacionadas con el tráfico en los EE. UU. ese año y el 17% de todas las muertes por tráfico entre niños menores de 14 años. Esto representa alrededor de $43 mil millones de dólares en costos totales a partir de 2010.

4. Una dependencia costosa

1 de cada 30 adultos estadounidenses, más del 3% de la población, es dependiente del alcohol, según datos del CDC. Si crees que tienes dependencia, primero tienes que gastar dinero en una consulta médica y estudios que lo confirmen. Posteriormente, si buscas un tratamiento hospitalario o ambulatorio. Podrías pagar entre $3,000 a $10,000 dólares por un curso de 30 días de tratamiento ambulatorio intensivo y de $5,000 a $80,000 dólares para estadías hospitalarias más largas, según cifras de WebMD.

5. Podrías incurrir en gastos legales

Una de las decisiones más importantes que puedes tomar mientras estás ebrio es ponerte al volante de un automóvil. Incluso si no sufre un accidente grave, los costos de conducir bajo los efectos del alcohol son imposibles de ignorar.

Los arrestos por conducir ebrios son costosos. Una encuesta de Nolo calculó el costo promedio de un arresto por conducir en estado de ebriedad por primera vez en aproximadamente $6,500 y casi $11,000 dólares al contabilizar los salarios perdidos. Los arrestados a menudo faltan al trabajo por comparecencias en la corte y otros asuntos relacionados con el caso, y muchos contratos de trabajo incluyen un arresto por conducir ebrio como causa de suspensión o despido.

6. Truncas tus posibilidad de ingresos

De acuerdo con un reporte de MoneyCrashers, el consumo moderado y excesivo de alcohol afecta negativamente la productividad en el trabajo y la escuela. Esta falta de concentración y productividad podría afectar tu desempeño en el trabajo, al grado de la pérdida del mismo. Y eso generaría que pierdas más dólares de los que gastas en alcohol y todos sus problemas derivados.

También te puede interesar: