Trabajadores de una sucursal de Wells Fargo se sindicalizan: por qué es importante

Los trabajadores de una sucursal de Wells Fargo en Albuquerque, Nuevo México, votaron este miércoles la afiliación al que sería el primer sindicato dentro de uno de los bancos más grandes en Estados Unidos

Sindicato Wells Fargo

Wells Fargo sería el primer banco grande de los Estados Unidos en tener un sindicato. Crédito: Shutterstock

Aunque parezca increíble, Wells Fargo se convierte en el primer banco grande de los Estados Unidos que tendrá trabajadores sindicalizados en una de sus sucursales. Tras los cierres bancarios de los últimos años, esta información trasciende, luego de que por primera vez en siglos los empleados de la industria desean proteger sus principales fuentes de ingresos.

Este miércoles, en una sucursal de Wells Fargo & Co. en Albuquerque, Nuevo México, los trabajadores votaron 5-3 para unirse a Wells Fargo Workers United de Communications Workers of America, en una elección supervisada por la Junta Nacional de Relaciones Laborales. Esto marca un hito en la industria bancaria, luego de que Wells Fargo se convierte en el primer banco importante de los Estados Unidos en tener una representación sindical, a pesar de sus esfuerzos por contrarrestarlo.

“Nuestra victoria de hoy es la primera de muchas por venir”, señaló en un comunicado Sabrina Pérez, banquera principal de la sucursal de Albuquerque. “A pesar de los agresivos intentos de Wells Fargo de disuadirnos, estamos encendiendo un fuego y mostrándoles a nuestros colegas de toda la industria que el cambio no solo es posible, sino que está a nuestro alcance”.

La votación de la sucursal de Nuevo México no sería la única esta semana. Este jueves, los empleados de Wells Fargo en Bethel, Alaska, votarían sobre su afiliación, pero ahora han sido canceladas, dijo el sindicato. Reuters informó por primera vez el miércoles sobre los detalles de la sucursal de Alaska que retiró su petición.

“Respetamos los derechos de nuestros empleados a votar por la representación sindical”, aseguró un portavoz de Wells Fargo en un comunicado. “Al mismo tiempo, seguimos creyendo que nuestros empleados obtienen un mejor servicio trabajando directamente con la Compañía y su liderazgo”.

La campaña sindical de Wells Fargo continúa en sus sucursales y centros de llamadas. Las sucursales en Daytona Beach, Florida, y Atwater, California, han solicitado por separado unirse al sindicato, y los organizadores sindicales esperan más solicitudes en los próximos meses.

Entre los beneficios que pueden adquirir los trabajadores sindicalizados de Wells Fargo, como se ha visto en el esfuerzo de organización de otras industrias, es que podrían tener mejores salarios y condiciones laborales. También adquirirían protecciones contra las tácticas de ventas agresivas y violaciones que han rondado a Wells Fargo en los últimos años.

El siguiente paso para los trabajadores de Albuquerque es negociar un contrato con Wells Fargo, que podría convertirse en un modelo para otras sucursales en todo el país.

La sucursal de Wells Fargo en Albuquerque tiene ocho miembros en su unidad de negociación y la sucursal de Bethel tiene cinco, lo que representa una pequeña fracción de las 4,355 sucursales del banco y aproximadamente 227,000 empleados en todo el país.

Wells Fargo ha sostenido constantemente que luchará contra el esfuerzo de sindicalización. El presidente y director ejecutivo de Wells Fargo, Charles Scharf, dijo en una audiencia en el Senado este mes que cree que el banco funciona mejor cuando la gerencia tiene una relación directa con sus trabajadores, en lugar de tener que negociar con un sindicato.

También te puede interesar:

En esta nota

wells fargo

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain