Tu auto y tus impuestos: quién puede deducir gastos en su declaración de taxes 2020

El auto es mucho más que un simple medio de transporte para muchos conductores que lo utilizan como herramienta de trabajo y por lo tanto, es importante revisar las posibles deducciones en tu declaración de impuestos 2020, el año de la pandemia en que se establecieron nuevas reglas para beneficio de los contribuyentes

Tu auto y tus impuestos: quién puede deducir gastos en su declaración de taxes 2020
Si usas tu auto o camioneta para tu trabajo, puedes decidir ciertos gastos en tu declaración de impuestos.
Foto: Javier Mota / Cortesía

Estamos en plena época de declaración de impuestos y en el segundo año de la pandemia del COVID-19, por lo que la mayoría está todavía enfrentando dificultades económicas ante la pérdida de ingresos por la falta de trabajo e incluso como consecuencia de la propia enfermedad.

Mientras que le llega a todas las personas elegibles el tercer cheque del paquete federal de estímulo, todos debemos tener en cuenta que tarde o temprano nos tocará enviar de regreso un cheque al Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) al presentar la declaración de impuestos 2020.

Para las personas que trabajan por su cuenta o aquéllos que lo hacen para una compañía que les requiere el uso del auto para cumplir con sus labores, existe una larga lista de deducciones que se deben aprovechar, siempre cumpliendo al pie de la letra, los reglamentos respectivos, ya que no todos los conductores son elegibles para todas las deducciones.

La publicación Consejo Tributario del IRS de julio, 2019 recomienda a los contribuyentes que han deducido el uso de gastos por el uso y mantenimiento de un vehículo en declaraciones de impuestos anteriores revisar si todavía pueden reclamar esta deducción en 2020, ya que algunas reglas han cambiado.

Hay que tomar en cuenta que el principal criterio para aprovechar estas deducciones empieza por la persona que está presentando la declaración. En general, las personas que son dueños de un negocio o son trabajadores por cuenta propia y usan su vehículo para negocios son elegibles para ciertas deducciones.

Si un contribuyente usa su auto personal para ambos propósitos, negocio y personal, debe dividir los gastos a la hora preparar la declaración. La deducción se basa en la porción de millaje real usada para el negocio, exclusivamente. Es decir, si manejas 100 millas al día como parte de una jornada laboral, puedes deducir los gastos relacionados solo a las 100 millas, pero no si usas el auto el mismo día para una actividad personal.

Hay dos formar de reportar tus gastos de transporte deducibles al IRS:

1. Reportar los gastos reales detallando cada uno

Algunos ejemplos incluyen:

  • Depreciación del valor del auto
  • Pagos de arrendamiento (lease)
  • Gasolina y cambio de aceite
  • Neumáticos
  • Reparaciones generales
  • Seguro del auto
  • Gastos de registración/licencias
  • 2. Reportar los gastos calculados con la tasa estándar de millaje

    Los contribuyentes que elijan usar la tasa estándar de millaje para un auto propio deben seleccionar este método en el primer año de propiedad/uso del auto como parte del negocio.

    Si un negocio desea usar la tasa estándar de millaje por un auto de alquiler, debe usar esta tasa por el periodo completo del lease.

    La tasa estándar de millaje para 2018 fue de 54.5 centavos por milla y subió a 58 centavos en 2019.

    A partir del 1 de enero de 2020, las tarifas fueron actualizadas a :

    • 57.5 centavos por milla conducida para uso comercial, medio centavo menos que la tasa de 2019
    • 17 centavos por milla conducida con fines médicos o de mudanza, tres centavos menos que la tarifa de 2019
    • 14 centavos por milla conducida al servicio de organizaciones benéficas
    • Tu auto y tus impuestos 2020
      De acuerdo con las reglas del IRS, no se pueden deducir el costo de las multas de tráfico, pero sí los gastos legales asociados a la defensa del caso. Foto: Cortesía Javier Mota

      Deducción de gastos del auto para empleados

      Los empleados que usan su automóvil para trabajar ya no pueden declarar una deducción de gastos de negocio, incluso si su empleador no reembolsa al empleado por usar su propio auto. Esto es para los años tributarios posteriores a diciembre de 2017, según las reglas del IRS.

      Sin embargo, ciertos contribuyentes todavía pueden deducir los gastos de viaje de los empleados no reembolsados, esto incluye a los reservistas de las Fuerzas Armadas, artistas calificados y funcionarios del gobierno estatal o local.

      Como para con todo lo relacionado a las finanzas personales y sobre todo en los impuestos, lo más recomendable para aprovechar al máximo todas las deducciones autorizadas por el IRS es contratar a un contador profesional que esté al tanto de las actualizaciones más recientes a las reglas correspondientes.

      Tu auto y tus impuestos 2020
      Los gastos de reparación del auto tras un accidente pueden ser deducibles de los impuestos, pero no todos los conductores son elegibles. Foto: Cortesía Javier Mota.

      Más información del IRS sobre los Gastos de Negocios (en inglés)