Un hackeo contra JBS Foods podría elevar el costo de la carne

El ataque de ramsomware que sufrió la compañía sólo recrudece la crisis que padece, donde han perdido millones de dólares y podría provocar un aumento en los precios de la carne

JBS Foods sufrió un ataque de ramsomware similar al que hace unas semanas viviera Colonial Pipeline.
JBS Foods sufrió un ataque de ramsomware similar al que hace unas semanas viviera Colonial Pipeline.
Foto: Jeff Kowalsky / Getty Images

Este martes se reportó que la compañía de comercialización y distribución de carne en Estados Unidos, JBS Foods, la tercera más grande del mundo, sufrió un hackeo en sus sistemas. Este acontecimiento podría provocar que los precios de la carne suban en los próximos días.

Si bien el ciberdelito puede provocar un alza, los precios de la carne ya estaban subiendo en los últimos meses. El precio de la carne de vacuno bajó ligeramente en abril, pero había subido un 3.3% desde abril de 2020, según datos de la Oficina de Análisis Económico. Mientras tanto, el precio de la carne de cerdo se disparó un 2.6% en abril y un 4.8% más que en abril de 2020. Los precios de las aves de corral aumentaron un 1% en abril.

El hackeo viene luego de que la pandemia de coronavirus también golpeara duramente a la industria alimentaria. En el último año, han cerrado 60% de las plantas de carne de res, cerdo y aves de corral en el pico de su impacto más alto en abril de 2020, según el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA).

El cierre de plantas y la caída de la oferta provocaron que el precio de la carne de vacuno aumentara un 10.8% desde abril de 2020 hasta mayo de 2020.

Este martes, JBS Foods emitió un comunicado donde dejo entrever que el tiempo que lleve resolver el hackeo “puede retrasar ciertas transacciones con clientes y proveedores”.

“La empresa tomó medidas inmediatas, suspendiendo todos los sistemas afectados, notificando a las autoridades y activando la red global de profesionales de TI y expertos externos de la empresa para resolver la situación”, confirmó JBS Foods en un comunicado. “Los servidores de respaldo de la empresa no se vieron afectados y está trabajando activamente con una empresa de respuesta a incidentes para restaurar sus sistemas lo antes posible”.

Todas las plantas de carne de res de JBS en EE. UU. tuvieron que cerrar como resultado del ciberataque, deteniendo temporalmente alrededor del 20% de la producción de carne de res en el país, comentó para FOX Business un representante de la Unión Internacional de Trabajadores Comerciales y de Alimentos Unidos.

Por su parte, la Casa Blanca anunció el mismo día que el FBI está investigando el hackeo. Además, el USDA está en contacto con otros importantes productores de carne para asegurarse de que estén al tanto del ciberataque y tomen las correspondientes medidas de prevención para evitar que pueda sucederles lo mismo.

“Estamos evaluando cualquier impacto en el suministro, y el presidente ha ordenado a la administración que determine qué podemos hacer para mitigar cualquier impacto cuando sea necesario”, mencionó el martes a la prensa la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

El ataque de ramsomware a JBS Foods se produce a solo tres semanas que de Colonial Pipeline fuera pirateada, provocando una escasez de gasolina en diversas partes del este de Estados Unidos.

También te puede interesar:

• Veinte toneladas de carne contaminada con E. Coli comienzan a ser retiradas del mercado
• Cargar gasolina en Costco puede ser más barato que hacerlo en una estación normal
• El IRS exime de pagar impuestos a los camioneros estadounidenses por el uso de combustible diésel teñido tras el cierre de Colonial Pipeline