El IRS exime de pagar impuestos a los camioneros estadounidenses por el uso de combustible diésel teñido tras el cierre de Colonial Pipeline

Con esta exención, cualquier persona que venda o use combustible diésel teñido para usarse en carreteras estará libre de pecado, al menos hasta el 21 de mayo. Pero solo es válida para determinados estados

El IRS no multará a los camioneros que usen diésel, luego del caos que ocurrió por el cierre de Colonial Pipeline.
El IRS no multará a los camioneros que usen diésel, luego del caos que ocurrió por el cierre de Colonial Pipeline.
Foto: Pexels

El caos por la escasez de combustible se vivió esta semana en varios estados del país, luego del cierre temporal de Colonial Pipeline, luego de que fue hackeado.

Largas filas se veían en diferentes estaciones de gasolina y, de hecho, había quienes no tenían combustible para surtir. Para ayudar a mermar el impacto en los afectados, el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) suspendió temporalmente la multa por vender o usar combustible diésel teñido para carretera, lo que resulta una ayuda para los camioneros.

La exención aplica para determinados estados como Alabama, Delaware, Georgia, Florida, Louisiana, Maryland, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Pensilvania, Tennessee, Virginia y Columbia.

Este alivio temporal solo es efectivo del 7 de mayo al 21 del mismo mes. Las multas van desde $10 dólares hasta los $1,000 dólares por galón; la cantidad de dinero va aumentando si se van cometiendo más violaciones.

Con esta exención, cualquier persona que venda o use combustible diésel teñido para usarse en carreteras estará libre de pecado, al menos hasta el 21 de mayo.

La respuesta del Servicio de Rentas Internas se da en el sentido que, ante el temor de que la escasez de gasolina se prolongara por mucho tiempo, hubo quienes compraron combustible de más.

Lo que está permitiendo el IRS es que las personas que quieran vender ese extra que tienen de diésel, pueden hacerlo, sin ninguna penalización de por medio, en los casos que sea para uso de las carreteras antes mencionadas.

La condición es que algunos de los involucrados, ya sea el operador o el vendedor, paguen impuestos por consumo de combustible de motor para diésel que es de 24.4 centavos de dólar por cada galón.

“Normalmente, el combustible diésel teñido no está sujeto a impuestos, porque se vende para usos exentos de impuestos especiales, como a los agricultores con fines agrícolas, para el uso de calefacción en el hogar y a los gobiernos locales”, explicó el IRS en un comunicado.

El cierre de Colonial Pipeline provocó desabasto en algunos estados, como Florida, Virginia, Carolina del Norte y Georgia, por mencionar algunos.

Hasta ahora, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) tiene en la mira al grupo de piratas informáticos Darkside, quien se responsabilizó del ataque “ransomware”.

Se espera que, para este fin de semana, se hayan normalizado sus operaciones. Según las autoridades estadounidenses, Darkside le habría pedido a Colonial Pipeline la cantidad de casi 5 millones de dólares para liberar sus sistemas, la cual, al parecer, fue pagada.

***

También te puede interesar:

-Los estados que dieron fin de manera anticipada a los beneficios por desempleo: cada vez se suman más a la lista