Aprovecha tus $1,400 dólares: las 4 razones por las que (es casi seguro) no habría un cuarto cheque de estímulo

Aunque hay voces en la sociedad y entre las altas esferas de la política que abogan por un cuarto cheque de estímulo, hay circunstancias que pueden llevar abajo esa posibilidad

Aprovecha tus $1,400 dólares: las 4 razones por las que (es casi seguro) no habría un cuarto cheque de estímulo
En el gobierno de Estados Unidos hay otras prioridades, aunque haya voces legislativas que quieren un cuarto cheque de estímulo.
Foto: Darren Halstead / Unsplash

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) continúa haciendo su mayor esfuerzo para enviar lo más pronto posible el tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares, además de procesar millones de declaraciones de impuestos y cumplir con los reembolsos multiplicados por créditos tributarios y exenciones fiscales sobre los beneficios de desempleo federales hasta por $10,200 dólares. Aún no se procesan todos los pagos, cuando en muchos sectores de la población y de la política se ha mencionado la posibilidad de que haya un cuarto cheque de estímulo. Sin embargo, no es por querer romper las esperanzas, pero es mejor estar consciente de que esa posibilidad ya no se dé. Estas son las 4 razones que detectamos por las que es casi seguro que no habría una cuarta ronda de pagos.

1. Falta de apoyo bipartidista

A pesar de las dificultades legislativas, los dos primeros controles de estímulo se lograron gracias a un apoyo significativo entre demócratas y republicanos. Si bien había detalles que alargaron las negociaciones, sobre todo para aprobar el segundo paquete, finalmente una mayoría representativa en el Congreso culminó por sancionar los paquetes.

Para el caso del tercer cheque de estímulo, no fue así. El Plan de Rescate Estadounidense siempre tuve una fuerte oposición republicana por la alta cantidad de dinero a repartirse. Por esta razón los demócratas tuvieron que recurrir a un proceso legislativo denominado reconciliación para aprobar el paquete con su mayoría natural, sin necesidad de ningún voto republicano.

Los republicanos rechazaron el paquete de $1.9 billones de dólares para evitar un mayor gasto federal. Su postura es firme y seguramente se fortalecería para una cuarta ronda de pagos.

2. Pocas posibilidades de reconciliación

Como se mencionó, los demócratas tuvieron que utilizar el recurso de la reconciliación para aprobar el tercer paquete de estímulo, aprovechando la mayoría natural que tienen tanto en la Cámara de Representantes y el Senado, más el voto de la vicepresidenta Kamala Harris.

Pero así como existe el recurso de la reconciliación, también hay una regla de procedimiento que se conoce como obstruccionismo. Los senadores puede objetar y retrasar la legislación que no puede obtener 60 votos y, con ello, la oposición puede evitar que se aprueben la mayoría de los proyectos de ley.

La reconciliación sólo puede ocuparse dos veces más este año, lo que significa que es poco probable que los demócratas quieran recurrir a este procedimiento nuevamente para avalar un cuarto cheque de estímulo.

3. Existen otras prioridades para el gobierno de Biden

Si existía alguna presión para la actual administración del presidente Joe Biden, se liberó desde el 12 de marzo en el que firmó el Plan de Rescate Estadounidense. Enviar un tercer cheque de estímulo para millones de estadounidenses con $1,400 dólares, el pago más grande proporcionado por el gobierno federal y aumentando la elegibilidad de muchas personas que fueron descartadas como dependientes en los anteriores paquetes, sin duda no sólo generó simpatía entre la población, también tranquilidad.

En estos momentos, Biden tiene como prioridad un paquete de infraestructura, dividido en dos partes, de alrededor de $4 billones de dólares en total. Se incluye inversión en la reconstrucción de carreteras y puentes, además de incentivos de energía verde. La administración actual tiene otros objetivos y no se visualiza que miren hacia un cuarto cheque de estímulo.

4. La vacunación avanza

En un número creciente de estados, las vacunas ahora están disponibles para cualquiera que las desee. Y más de 54 millones de estadounidenses, o alrededor del 16.4% de la población estadounidense, ya se han vacunado.

Con más personas protegidas contra COVID-19, los estados también están levantando restricciones. La vida pronto volverá a la normalidad entre las actividades productivas del país. Con la economía en mejoría, pocas probabilidades hay para una cuarta ronda de pagos.

También te puede interesar:

• Los datos que sugieren que podría haber un cuarto cheque de estímulo
Los estados que podrían proteger tu tercer cheque de estímulo de los cobradores de deudas privados
• Qué es el pago complementario “plus-up” el IRS podría enviar más dinero a personas que ya cobraron su tercer cheque de estímulo