Cómo determinar si es el momento justo para comprar una casa o mejor esperar

Hay factores personales y externos que te ayudarán a identificar si es el mejor momento para que adquieras tu anhelada propiedad o debas aplazarlo en busca de mejor contexto

Cómo determinar si es el momento justo para comprar una casa o mejor esperar
Para que sumes una casa a tu carrito de compras, antes debes pensar en otros factores para saber si puedes solventar el costo.
Foto: Jens Neumann / Unsplash

Adquirir una vivienda puede ser una de las metas más importantes para muchas personas. Pero debes ser precavido. Si no quieres perder ni tu dinero ni la propiedad, debes prever si estás listo para comprar una casa. ¿Pero cómo saberlo? Te vamos a dar algunas recomendaciones para que estés más seguro al momento de comprar o mejor decidir por esperar.

El hecho de comprar una casa no sólo significa el fuerte pago inicial que darás y las mensualidades constantes que, en general, tendrás que pagar durante 30 años. Ser propietario conlleva a mayores gastos que antes no tenías como el pago de servicios, seguro de propietarios, mantenimiento, en algunos casos el pago de cuotas para la asociación de propietarios, entre otros costos.

Debes tener presentes todo este tipo de responsabilidades para determinar que estás en el mejor momento para adquirir una casa o si es mejor intentarlo después. Estas son algunas de las recomendaciones que te llevarán a decidir si comprar o esperar.

1. El estado de tus finanzas

Es el factor más importante, porque es el que te va a ayudar a estar consciente de si eres capaz de poder dar un pago inicial y solventar las mensualidades de tu hipoteca.

Debes estar consciente que el pago inicial no es el único que se da al principio al abrir una hipoteca. También existen los gastos de cierre que pueden llegar a costar entre el 3% y el 5% del valor de la vivienda. El pago inicial recomendable es del 20% del costo de la vivienda.

En este rubro, debes contemplar que puedas solventar los pagos mensuales de tu hipoteca. Algunos consideran que este pago es similar al de un alquiler, sin embargo, es muy seguro que será más elevado. Lo importante es que optes por una tasa de interés hipotecaria fija para que estas mensualidades nunca cambien durante el plazo del préstamo.

2. La estabilidad de tu futuro

Esto podría parecer un absurdo, porque nadie sabe lo que nos deparará, pero cuando vas a comprar una casa debes tener una perspectiva lo más cercana sobre tus ingresos a futuro. Si has cambiado de trabajo recientemente, estás pensando cambiar de trabajo o esperas cambios importantes en tus ingresos, entonces tal vez no sea buena idea comprar una casa hasta que tenga una base más sólida.

Los bancos y los prestamistas hipotecarios generalmente requieren que hayas estado con tu empleador durante al menos uno o dos años antes de que te consideren para un préstamo.

Asimismo es importante que para prevenir cualquier desgracia, tengas un fondo de emergencia sano. Esto es incluso más importante antes que juntar dinero para el pago inicial y los costos de cierre, porque te brindará tranquilidad de solventar tus gastos regulares mensuales en caso de que quedes desempleado o tengas algún cambio brusco en tus ingresos.

3. Puntaje de crédito excelente

El puntaje de crédito te abrirá las puertas a un préstamo hipotecario con las tasas de interés más bajas posibles. Entre más alto sea tu puntaje, más pequeño será el interés. Es tan importante como el estado de tus finanzas, porque si no adquieres una tasa de interés preferencial baja, estarías gastando miles de dólares extra por cada punto porcentual que pagues en tus mensualidades.

Este es uno de los rubros más sencillos para determinar si es mejor comprar o esperar. Por lo general, necesitas un puntaje de crédito superior a 720 para obtener las tasas más ventajosas. Si tu puntaje es menor, lo mejor sería esperar hasta mejorar tu historial.

4. ¿Cuánto tiempo vivirás en tu casa?

Comprar una casa es una gran inversión a largo plazo. Si no estás seguro de vivir en tu casa por un largo tiempo, por no decir que de por vida, entonces lo mejor sería no comprar.

Los primeros pagos que se realizan durante las mensualidades se destinan al pago de intereses, en lugar de pagar el saldo del préstamo. Es por eso que si no piensas vivir durante un largo periodo en la propiedad y te mudas, es posible que no habrías pagado ningún valor de la vivienda. Los expertos señalan que deberías quedarte por lo menos entre 3 y 5 años antes de pensar vender.

5. Revisa el mercado inmobiliario

Aunque no hay manera de prever cómo serán las tasas de interés hipotecarias, debes estar al pendiente de los índices de los bienes raíces. Actualmente las tasas de interés se encuentran en mínimos históricos, lo que indica que es el mejor momento para comprar; pero si aumentan será mejor esperar. Velo por el lado positivo, en lo que vuelves a encontrar tasas de interés preferenciales, vas a tener tiempo para ahorrar más dinero para cualquier otro tipo de gasto que se pueda presentar al momento de comprar una casa.

También te puede interesar:

• Cuánto porcentaje de down payment hace falta para comprar una casa con una hipoteca en Estados Unidos
• El tiempo y la tasa de interés: las claves para saber cuándo deberías refinanciar tu hipoteca
• Los 5 requisitos principales para tener o un préstamo con garantía hipotecaria o una HELOC