Cómo encontrar o negociar un trabajo remoto si no quieres regresar a tu oficina o área de trabajo

Antes de hacer cualquier movimiento, toma en cuenta que muchas empresas están abiertas a la posibilidad de brindar o mantener un trabajo remoto desde casa

Cómo encontrar o negociar un trabajo remoto si no quieres regresar a tu oficina o área de trabajo
Tener un trabajo remoto y hacerlo desde casa ha configurado desafíos, pero para muchos ha sido una oportunidad para mejorar profesional y personalmente.
Foto: Taryn Elliott / Pexels

Cuando la pandemia de coronavirus obligó a muchas compañías a mudar a sus empleados al trabajo remoto, parecía una pesadilla tanto para las empresas como para las personas. A poco más de un año de este acontecimiento extraordinario, muchos estadounidenses se sienten más cómodos trabajando desde casa. Si tú eres de ese grupo y tu empleador ya quiere que regreses a la oficina o el área de tu trabajo, sea como sea ésta, te vamos a dar algunos consejos para encontrar o negociar el trabajo remoto.

El trabajo remoto forzado por el COVID-19 impuso desafíos: un lugar de trabajo óptimo desde la casa, buscar el equilibrio entre el empleo y la familia, fallas de conexión, confianza entre los jefes y los trabajadores. El camino no ha sido fácil; pero ahora, las circunstancias son más favorables y, tanto para las empresas como para las personas, el trabajo remoto resulta ser algo más inteligente, estratégico y sostenible.

Sólo el 5.2% de la población activa de EE.UU. trabajaba desde casa a tiempo completo antes de la pandemia; hoy, lo hacen el 58%. Una nueva encuesta de FlexJobs de más de 2,000 trabajadores remotos pandémicos, el 65% preferiría permanecer laborando desde casa y el 58% dice que buscarían “absolutamente” un nuevo trabajo si su actual empleo no les permite seguir trabajando remotamente.

Si bien hay empresas que se aferran a un trabajo tradicional como lo era antes de la pandemia, hay bases para pensar que es más fácil mantenerse en casa. La plataforma de empleo experimentó un aumento del 76% en las ofertas de trabajo, mientras que su estudio sugiere que 82% de los directores ejecutivos permitirían una fuerza laboral parcialmente remota. En pocas palabras, puedes encontrar un nuevo empleo o negociarlo en tu actual. ¿Cómo hacerlo? Aquí te lo decimos.

¿Cómo buscar un trabajo remoto?

El dato importante aquí es que, si has estado trabajando de manera remota durante el último año, ya cuentas con la experiencia que muchas empresas buscan.

La experiencia de trabajo remoto contempla:

• Trabajar en un espacio distinto al de tus compañeros, a través de zonas horarias o en diferentes oficinas.
• Trabajar desde casa ocasional o regularmente.
• Obtener un título o una certificación en línea.
• Voluntariado donde hizo la mayor parte del trabajo desde su oficina en casa.

Sin caer en la soberbia o sobrevaloración, esta experiencia debe estar en tu currículum. Cuida las formas. Si logras pasar a la entrevista, habla sobre las áreas de oportunidad y tus habilidades para sortearlas.

Por último, pero no menos importante, debes prevenirte de fraudes. La Comisión Federal de Comercio recibió más de 58,000 informes de estafas de trabajo desde casa entre 2015 y 2019 y las víctimas perdieron un promedio de $1,200 dólares por esta situación. El problema radica en que la pandemia también aumentó los números en este sentido. Para evitar este problema, visita primordialmente sitios especializados de trabajo remoto.

¿Cómo negociar un trabajo remoto?

La clave está en buscar el trabajo híbrido, es decir, un trabajo de oficina abierto a uno remoto de manera estratégica. Buscar esta opción más que la de un trabajo remoto completo puede ser tu carta fuerte en la negociación. La última palabra siempre será la de tu empleador, pero es más fácil que ceda a las posibilidades de unos días en la oficina y uno o dos días fuera de ella, mientras demuestres que tu rendimiento no disminuye.

Si estás contento con tu empleo actual, pero te obligan a regresar a la oficina o área de trabajo, antes que pensar en renunciar, busca una charla con tu superior. Logra una reunión en la que puedas resaltar tu desempeño desde casa. Abre tu visión sobre esta situación y comparte tu propuesta de mantenerte en casa.

La iniciativa siempre es valorada por cualquier persona o empresa. Prepara una propuesta que puedas poner en la mesa. No sólo es realizar una petición de quedarte trabajando desde casa, plantea soluciones tangibles que no sólo te convengan a ti sino a la compañía en la que trabajas. Por ejemplo, plantear los ahorros en electricidad que tu empleador va a obtener con la posibilidad de darte un trabajo híbrido o completamente remoto.

Sustenta las ventajas que ambos, tu empleador y tú, han tenido durante este año y mantente abierto para resolver las dudas que siguen habiendo en torno al trabajo remoto.

También te puede interesar:

• Qué es Fiverr: la plataforma en la que puedes obtener ganancias trabajando freelance desde casa
• Sácale provecho a tu carro sin trabajarlo tú: cómo ganar dinero alquilando tu automóvil
• Empatía y productividad: las claves del éxito en la era del trabajo remoto