Cómo funciona la banca en línea para administrar tu dinero desde casa y no preocuparte por el coronavirus

El uso de la banca en línea es más fácil de lo que crees

Cómo funciona la banca en línea para administrar tu dinero desde casa y no preocuparte por el coronavirus
La banca en línea te va a permitir hacer varios movimientos desde tu computadora, teléfono inteligente o tableta.
Foto: Negative Space / Pexels

Una de las primeras medidas que la Organización Mundial de la Salud recomendó para evitar el contagio del COVID-19 fue la de mantener cuarentena en casa para llevar a cabo el distanciamiento social. Varias compañías cerraron sus tiendas físicas, entre ellos las sucursales bancarias. Aunque esto no significó que pararan operaciones del todo. La enfermedad puso a prueba el alcance que tienen las compañías del sector para estar cerca de sus clientes por medio de la banca en línea.

Sin embargo, a pesar de que la banca en línea no es nada nueva en la industria financiera, millones de personas aún no han logrado adaptarse a su funcionamiento. Por eso en Solo Dinero te guiamos sobre cómo utilizarlas y sacarles mayor provecho. Es posible que te vuelvas cliente asiduo de esta opción bancaria y ya no te vuelvas a parar en las sucursales a hacer largas filas nunca más.

La banca en línea te permite administrar tus cuentas a través de tu computadora o de tus dispositivos móviles. En ellas, puedes realizar tareas como transferir fondos, pagar facturas, depositar cheques y verificar los saldos de tu cuenta.

Incluso cuentan con servicios de asesoría de banco por teléfono, redes sociales, correo electrónico o chat en línea para cualquier duda o aclaración que requieras resolver.

¿Es segura la banca en línea?

La realidad es que las compañías bancarias toman muchas medidas para mantener seguro tu dinero dentro de sus sitios y aplicaciones.

Las aplicaciones de banca móvil a menudo ofrecen autenticación de dos factores, que requiere que inicie sesión con su contraseña así como un código adicional enviado por correo electrónico, llamada o mensaje de texto. En el caso de ciertos teléfonos inteligentes, las aplicaciones se pueden proteger con contraseñas y, a veces, con medidas biométricas como son las huellas dactilares o reconocimiento facial.

Ventajas

  • No requieres ir a sucursal. Prácticamente lo único que no puedes realizar es depositar y retirar dinero en efectivo físico. Para ellos necesitarías como mínimo un cajero automático. De ahí en fuera, puedes realizar cualquier movimiento, transferencia, revisar tu cuenta, pagar servicios y programar pagos.
  • Ahorras tiempo. Sólo necesitas de una red de internet fija o móvil para comenzar a hacer tus operaciones bancarias, evitando las largas filas de las sucursales.
  • Mejores tasas de interés de bancos en línea. Muchas de las opciones bancarias únicamente en línea, que no tienen muchas o ninguna sucursal, tienden a tener tasas de interés más altas, según NerdWallet.

Hay muchas razones para que lleves tu banca en línea, ya sea de sucursales bancarias prestigiosas físicas o únicamente en línea, para que prosigas con el distanciamiento social, evitar los contagios de COVID-19 y te acostumbres a las ventajas de la administración móvil.

También te puede interesar: