Cómo puedes reclamar el estado de jefe de familia y por qué te da más beneficios fiscales

El estado civil de jefe de familia para efectos de la declaración de impuestos, disfruta de mayores bondades a la hora de reclamar créditos fiscales y aumenta su umbral de ingresos para calificar para pagos del cheque de estímulo

El jefe de familia tiene más beneficios fiscales, te explicamos la razón.
El jefe de familia tiene más beneficios fiscales, te explicamos la razón.
Foto: Pexels

El Internal Revenue Service es especialmente generoso con las personas que usan el estado civil de jefe de familia para efectos de la declaración de impuestos. Es por ello que en Solo Dinero te vamos a explicar cómo funciona esta figura y por qué es la que más se beneficia a la hora de presentar una declaración de impuestos.

Para empezar, vamos a decirte que los jefes de familia pueden reclamar una deducción estándar 50% mayor que la que pueden solicitar los contribuyentes solteros, además, tienen tramos impositivos más amplios en los niveles de ingresos más bajos.

También disfruta de mayores bondades a la hora de reclamar créditos fiscales y aumenta su umbral de ingresos para calificar para pagos del cheque de estímulo.

Según los expertos fiscales, este estado está destinado para ayudar a los padres solteros a asumir el papel de custodia de los dos padres. Sin embargo, no cualquiera puede calificar para obtenerlo.

De hecho, el gobierno estadounidense les ha pedido a los preparadores de impuestos que les las personas que busquen este beneficio deben de presentar la documentación que demuestre su elegibilidad como cabeza de familia, ya que, hay muchas personas que la reclaman y en realidad no tienen derecho a ella.

¿Cuáles son los requisitos?

-No estar casado y/o ser divorciado. Debe de vivir separado de su cónyuge por lo menos durante los últimos seis meses del año fiscal que se está reclamando. Debes presentar la declaración de impuestos separada de tu cónyuge, incluso si aún estás legalmente casado.

-Debes de pagar más de la mitad de los gastos de la casa del año en el que estás solicitando ser acreditado como jefe de familia. Dentro de estos costos se incluyen los gastos de alquiler, los pagos de intereses hipotecarios, los impuestos sobre la propiedad y seguros, mantenimiento, servicios públicos y comestibles.

No cuentan los gastos que se hayan hecho por la compra de ropa, educación, tratamientos médicos, vacaciones, seguro de vida y transporte.

-Finalmente, podemos decirte que debes de vivir con un “dependiente calificado”, en tu casa, durante más de la mitad del año. Como dependientes se pueden incluir a los hijos, los hijastros, los hijos adoptivos, nietos y/o hermanos.

Los mejores califican siempre y cuando tengan menos de 19 años o menos de 25 años si se dedican a estudiar y ganan menos de $5,000 dólares anuales.

Según el IRS, los padres pueden calificar como dependientes siempre y cuando paguen más de la mitad de los costos de su vivienda, ya sea su casa o en un hogar de ancianos. No tienen por qué vivir en el mismo techo, explica el IRS.

***

También te puede interesar:

-Cómo puedes deducir de tus impuestos los gastos por mascarillas y otros productos de protección por el Covid-19
-Cuándo comenzará el IRS a enviar los reembolsos por la exención de $10,200 dólares de impuestos por desempleo
-Cómo saber si le debes dinero al IRS o te dará el reembolso de impuestos
-Cómo te ayudaría el cheque de estímulo a reducir tu factura de impuestos 2020
-Cuál es el calendario de fechas que maneja el IRS hoy para hacerte llegar tu reembolso