Cómo rescatar tus finanzas después de Navidad

Feliz navidad, próspero año nuevo y que tus objetivos financieros se cumplan

Navidad y Año Nuevo pueden tener más magia para ti y tu familia si te previenes financieramente.
Navidad y Año Nuevo pueden tener más magia para ti y tu familia si te previenes financieramente.
Foto: Elly Fairytale / Pexels

El espíritu navideño se repite año tras año y cada diciembre siempre nos apura tener todo listo para pasar un feliz noche buena y recibir un año nuevo espectacular. Entre felicitaciones, visitas de familiares y amigos, regalos a nuestros seres queridos y obsequios para nosotros mismos (porque también es válido hacerlo), el dinero parece fugarse de nuestras manos sin percatarnos.

Te vamos a dar algunas ideas para rescatar tus finanzas después de Navidad, incluso para Año Nuevo y, muy posiblemente, te sirvan para el resto de tu vida en cualquier día.

1. Haz un balance navideño

Si no te preparaste previamente y desarrollaste un presupuesto para hacerlo, deberías revisar tus finanzas, tus saldos bancarios y sopesar los daños. No es necesario que te desfalques en gastos, pero estamos seguros que en estas fechas se gasta más de lo previsible. Si hay una ventaja en esto, es tener una perspectiva para el futuro, es decir, puedes tener un balance de lo que gastas en estas fechas.

Hacer cuentas después de navidad te dará la perspectiva de un objetivo cercano para el próximo año. Lo mejor sería tomar esta cantidad y dividirla en tus ingresos mensuales. No es lo mismo gastar $2,000 dólares en un mes que dividirlos en 12 que tiene el año.

2. Apriétate el bolsillo

Las épocas de festejos no terminan con la navidad. Muchas personas deciden salir de viaje o hacer una gran reunión para fin de año. Si a esto le sumas que te restan 7 días para concluir un ciclo, lo mejor es te aprietes el cinturón, cierres la cartera un tiempo, no revises tus bolsillos y procures no gastar demasiado.

Procurar llevar este estilo de vida momentáneo en un hábito. Por ejemplo, en vez de gastar en comidas en restaurantes todos los días, podrías comprar los comestibles suficientes para preparar tú mismo tus platillos. Vas a ahorrar mucho dinero y estarás preparado no sólo para recibir el año, sino para vivirlo financieramente más estable hasta la próxima navidad.

3. Cierra los ojos a las ventas de fin de año

En Lifehack se asegura que tanto el periodo de ventas de navidad y de fin de año pueden ser tentadoras y, salvo que las hayas presupuestado antes, deberías alejarte de ellas. Si has preparado dinero para tus compras, puedes ser una buena oportunidad obtener diversos artículos con grandes descuentos. Pero sólo si los necesitas. Si están fuera de tus planes y sólo es aprovechar la oferta por la oferta en sí misma, entonces, vas a dañar más tu bolsillo de lo que ya de por sí podría quedar.

4. Sé creativo siempre

Estas épocas son un extraordinario pretexto para pasar un tiempo en familia y sin gastar mucho. Juegos de mesa, caminatas, picnics, leer en familia, jugar en la nieva (dependiendo el estado en el que vivas), ver una película y un sinfín de actividades que puedes hacer para pasar unos días y noches extraordinarias.

Pero que esta creatividad no sea sólo para estas fechas. Verás como si la llevas contigo siempre, gastarás menos, porque esto también aplica para los obsequios. Una carta escrita con el alma puede ser más valorada que cualquier detalle costoso.

5. Planifica la próxima Navidad (y cualquier otro evento importante en tu vida)

¿Recuerdas el punto 1 de esta artículo? Con el balance puedes darte una idea general de lo que podrías gastar cada año. PayPlan considera que planificar lo antes posible significa que puedes reservar algo de efectivo para cubrir los gastos y propone: