Cuáles son las preguntas más frecuentes que la gente se hace sobre finanzas personales en Estados Unidos

El 2020 marcado por el coronavirus generó más dudas que certezas en las finanzas de los estadounidenses

El año 2020 ha sido todo un reto para las finanzas personales de los estadounidenses. El coronavirus sacudió la economía de los gobiernos y el bolsillo de todos. Si antes era complicado entender cómo manejar nuestro presupuesto, han salido a relucir términos y situaciones que podrían complejizar que cumplamos nuestros objetivos financieros.

¿Qué es una recesión?

La definición formal de recesión es cuando el producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos y el valor total de bienes y servicios en el país están en declive durante seis meses o más. Pero los efectos son a los que tenemos que poner atención. El aumento en las tasas de desempleo es una de las características más graves que pegan directo en los ingresos de millones de familias.

También la recesión impacta en caídas de las acciones en el mercado de valores y con pérdida de valor de las viviendas y en cuentas de jubilación.

La duración de una recesión es indeterminada y las causas que las provocan pueden variar. En 2020 fue clara la razón: el encierro necesario ante la presencia de una enfermedad tan contagiosa como el coronavirus. Ahora es probable determinar que la recesión comenzaría a tener alivio conforme empiece la reactivación económica del país y algunos empleos se recuperen.

¿Es buen momento para comprar o refinanciar una casa?

De acuerdo con The Ascent, ahora podría ser un momento asequible para comprar o refinanciar una casa. La pandemia de COVID-19 provocó que la Reserva Federal recortara las tasas de interés, lo que significa que las hipotecas de hoy sean mucho más asequibles que a principios de 2020.

Para las personas que ya estaban buscando comprar una casa al empezar el año, es un gran momento para pedir un préstamo hipotecario. Esto también aplica para aquellos que quieren reducir sus gastos mensuales con el refinanciamiento de su hipoteca.

Sin embargo, esta decisión depende de cómo sean las finanzas propias de las personas, porque a pesar de que pueda ser más fácil comprar una casa en lo general, si tus ingresos, ahorros y necesidades se ven afectadas, lo mejor siempre es esperar y tratar de que tu dinero guardado se mantenga como tu prioridad.

¿Es posible llegar los 800 de puntaje de crédito?

Sin importar como sea el momento, las claves para llegar a un puntaje de crédito excelente en 800 siempre será realizando tus pagos a tiempo, limitar cuánto cobras y con qué frecuencia solicitas un crédito nuevo, además de la paciencia. Los historiales crediticios más extensos brindan a los prestamistas más información sobre cómo manejas el dinero prestado, por lo que a veces todo lo que necesitas para mejorar tu crédito es tiempo.

Tener buenos hábitos, incluso en momentos difíciles, siempre va a darte certeza sobre llegar a este objetivo. Nunca es posible aumentar significativamente tu puntaje crediticio de la noche a la mañana porque los parámetros de las agencias crediticias están diseñados para brindar una visión a largo plazo de tu gestión crediticia. Y si durante ese periodo grande de tiempo, hubo momentos nacionales de complicaciones económicas y aún así pudiste mantenerte en la línea, entonces tu puntaje aumentará cuando menos lo esperes.

También te puede interesar: