Inflación en Estados Unidos: baja en agosto por primera vez en 10 meses, eso qué significa para tu bolsillo

la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. redujo en un punto porcentual sus estimaciones de inflación anual, cosa que beneficiaría a los consumidores

Los precios de los productos básicos aumentan con la inflación; que las estimaciones se reduzcan siempre beneficiará al bolsillos de los consumidores.
Los precios de los productos básicos aumentan con la inflación; que las estimaciones se reduzcan siempre beneficiará al bolsillos de los consumidores.
Foto: Melani Lim / Unsplash

La inflación ha sido un tema constante en Estados Unidos por los problemas financieros provocados por la pandemia de Covid-19. El desempleo y otros factores ocasionaron que durante los últimos 10 meses se vieran aumentos anuales en la tasa de inflación del país. Pero agosto fue un buen periodo donde se logró reducir esta estimación.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró su primer descenso respecto al mes previo al pasar de 5.4% en julio a 5.3% en agosto, informó la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU.

En términos mensuales, la inflación avanzó 0.3% de julio a agosto, siendo la menor en siete meses. Especialistas en el tema consideran que el alza en los precios podrían haber tocado el techo y estaríamos en un proceso de desaceleración que podría reflejarse en los meses posteriores.

Esto puede deberse al hecho de que tanto los beneficios de desempleo y la moratoria de desalojos han terminado. Desde que comenzó la vacunación y se reabrieron muchas industrias, las empresas se quejaron de que había una escasez de trabajadores. Por ejemplo, la carencia de conductores de transporte de carga generaban retrasos en la distribución de insumos, lo que a su vez generaba mayores costos, precios más altos y fomentaba la inflación. Ahora sin estos programas, es posible que muchas áreas laborales estén teniendo mayor actividad productiva lo que permite que se reduzcan estas estimaciones.

De acuerdo con la oficina, la energía continuó siendo uno de los rubros que más incidió en el ajuste anual, con un 25% de alza. En este sentido, la gasolina fue uno de los productos con la mayor alza para el consumidor en un año. Subió 42.7% anual, mayor a lo observado en julio que fue de 41.8%. El gas natural también tuvo su mayor incremento anual de 21.1%, registro que no se repetía desde finales de 2008.

La buena noticia para el bolsillo de los consumidores es que la inflación subyacente, la que descuenta la energía y los alimentos, pasó del 4.3% anual en julio a 4% anual en agosto.

La inflación anual de julio y junio se mantuvo en 5.4% y fue la mayor alza de precios en los últimos 13 años, según los registros de la dependencia gubernamental estadounidense.

Desde que la pandemia obligó a un cierre temporal de diversas industrias, provocó una serie de despidos y redujo los ingresos de millones de familias, la Reserva Federal de Estados Unidos ya contemplaba un problema de recesión e inflación en el país. Si bien siempre insistieron en que esta situación sería transitoria, el rebrote de contagios de Covid-19 por la variante Delta y el miedo de muchas personas de regresar al entorno laboral provocó que la agencia reconociera que se había extendido más de lo previsto.

También te puede interesar:

Inflación en Estados Unidos: cómo afecta a tus ahorros en el banco
Inflación en Estados Unidos te beneficia para usar ahora tus puntos y millas de tu tarjeta de crédito
• Inflación: cómo pueden combatirla los jubilados para que sus ahorros no pierdan tanto poder adquisitivo