Inflación en Estados Unidos: los precios aumentan al ritmo más rápido en tres décadas

El índice de precios al consumidor subió 0.9% en octubre contra la estimación del 0.6%, haciendo q la inflación continúe al alza en porcentajes que no se veían desde 1990

Los alimentos son los productos en los que más ven los efectos de la inflación.
Los alimentos son los productos en los que más ven los efectos de la inflación.
Foto: Michael Burrows / Pexels

La inflación en Estados Unidos incrementa a una rápida velocidad que ha encendido los focos de alerta a los consumidores. Los precios de una gran variedad de productos están alcanzando aumentos que no se veían desde hace 30 años.

El Departamento del Trabajo de Estados Unidos indicó que el índice de precios al consumidor (CPI), el punto de referencia sobre el costo de los productos de la canasta básica, que pueden ir desde salud y comestibles hasta la gasolina y el alquiler, se elevó a 6.2% en octubre. Ése es el máximo histórico después de que no se registrara una subida de precios de ese nivel desde diciembre de 1990.

En cuanto a una base mensual, el CPI fue de 0.9% en octubre contra la estimación del 0.6% que se esperaba y una fuerte subida respecto al 0.4% del mes de septiembre.

El informe indicó que los problemas de la cadena de suministro por falta de mano de obra, que provocan una saturación portuaria y escasez de insumos, así como el aumento de los costos de la energía y los aumentos salariales han impactado en este aumento del índice de precios al consumidor.

Si se excluyen los precios volátiles de los alimentos y la energía, el denominado IPC subyacente subió un 0.6% frente a la estimación del 0.4%. La inflación subyacente anual corrió a un ritmo del 4.6%, en comparación con la expectativa del 4% y la más alta desde agosto de 1991.

Agregando a esta situación el costo del combustible, el incremento del 6.7% en los precios de la gasolina representó un tercio del alza de los precios de los bienes. Según el Departamento de Trabajo, hubo aumentos en los valores del diésel, el gas y el combustible para aviones y en las resinas plásticas que incrementan el IPC del mes y el año.

Asimismo, los servicios subieron un 0.2% el mes pasado tras un avance similar en septiembre. Un repunte del 8.9% en los márgenes de la venta minorista de automóviles y repuestos representó más del 80% del alza en los servicios. El costo de los servicios de transporte y almacenamiento se incrementó un 1.7%.

En cuanto a las reducciones, los precios de los autos, especialmente, camionetas de motor liviano bajaron tras un cambio en la composición del sector. Los precios de los alimentos al por mayor cayeron un 0.1%, mientras que el costo de la carne bajó un 10.3% en octubre.

La escalada de la inflación podría hacer que la Reserva Federal endurezca la política más rápidamente de lo que ha señalado. Hace unas semanas, el banco central indicó que comenzará a reducir la cantidad de bonos que compra cada mes, aunque los funcionarios han indicado que los aumentos de las tasas de interés aún se desaceleran en el futuro.

También te puede interesar:

• Inflación en Estados Unidos: cómo hacerle frente al alza de precios para que no afecte a tu bolsillo
• Por qué los precios de la gasolina varían mucho de un estado a otro en Estados Unidos
• Inflación en Estados Unidos: cómo afecta a tus ahorros en el banco