Por qué los precios de la gasolina varían mucho de un estado a otro en Estados Unidos

Una de las principales razones es la disminución el número de refinerías en Estados Unidos que surten gasolina: actualmente existen 129 cuando en 2017, había alrededor de 141

Luego de que la pandemia de Covid-19 redujo el consumo de gasolina, la alta demanda actual ha generado que sus precios aumenten.
Luego de que la pandemia de Covid-19 redujo el consumo de gasolina, la alta demanda actual ha generado que sus precios aumenten.
Foto: Mehluli Hikwa / Unsplash

El precio promedio por galón de gasolina en Estados Unidos es de $3.19 dólares. Sin embargo, los precios varían tanto de un lugar a otro, y puedes encontrarlos desde los $2.99 hasta los $7.59 dólares, según el estado e incluso la estación donde cargues combustible. ¿Por qué existe una gama tan distante? Hay muchos factores que determinan los precios de la gasolina en el país y te los explicamos.

El pasado jueves 21 de octubre, ABC informó que el precio de la gasolina regular sin plomo en la estación de Gorda, California, llegó a $7.59 dólares. Los precios de la gasolina subieron ese día en todo el país a un máximo de 7 años.

De alguna manera, esto no fue una sorpresa para la región debido a que la estación de Gorda es conocida por tener algunos de los precios más altos del país, luego de que la siguiente estación más cercana se encuentra a 12 millas de distancia. En algún momento, el precio del combustible llegó a los $8.50 dólares en la estación costera central.

Por el contrario, el estado con la gasolina más barata es Texas, donde los consumidores pagan un promedio de $2.80 dólares por galón.

Aquí algunos de los motivos por los que la gasolina puede dispararse tanto de un estado a otro.

1. Ubicación de refinerías

Una de las principales razones por las que el precio de la gasolina se puede disparar de un lugar a otro, es por el número de refinerías que pueden distribuir combustible en la zona.

Actualmente, existen 129 refinerías operativas en Estados Unidos. Este número se ha reducido con el tiempo. Sólo para que tengas una perspectiva, en 2017, había alrededor de 141 refinerías en operación y en 1982, primer año en el que hay registros de este conteo, había 254 refinerías.

La distribución de las refinerías es desigual, ya que depende factores propios, como la cantidad de yacimientos disponibles. Estados Unidos divide estas refinerías en cinco regiones llamadas Administración Petrolera para Distritos de Defensa (PADD).

Esta distribución data desde 1942, cuando en plena Segunda Guerra Mundial, una orden ejecutiva los creó para administrar la distribución del suministro nacional de petróleo. Actualmente son un buen instrumento para recopilar datos sobre el uso del petróleo en el país.

Los PADDs se distribuyen en:

PADD 1: Costa Este con 7 refinerías
PADD 2: Medio Oeste con 24 refinerías
PADD 3: Costa del Golfo con 52 refinerías
PADD 4: Montañas Rocosas con 15 refinerías
PADD 5: Costa Oeste, que incluye Hawái y Alaska, con 26 refinerías

Debido a que la Costa del Golfo tiene, con mucho, el mayor número de refinerías, los precios son generalmente más baratos y la región está más aislada de los efectos de los choques, como una interrupción en cualquier planta.

2. Cortes, reabastecimiento y demanda

Cuando las circunstancias lo ameritan, como puede ser un apagón, existe una red de oleoductos que permiten enviar petróleo de un PADD o región a otro. Sin embargo, a pesar de esa facilidad, el costo de suministro se eleva y, por ende, lo hace el precio de gasolina.

Pero el PADD 5 no tiene tanta suerte. Mientras algunas regiones pueden abastecerse entre ellas en cuestión de tres a cinco días, la Costa Oeste está aislada del resto del país por las Montañas Rocosas.

Solo hay un oleoducto que va a la región de la costa oeste desde el oeste de Texas. Una razón más por la que California suele tener la gasolina más cara. Si requiriera de reabastecimiento de otra parte, es más rápido y barato comprar gasolina desde Asia, de países como Singapur y Japón, en un lapso de dos a tres semanas que enviar gasolina desde la Costa del Golfo a través del Canal de Panamá.

Es imperante señalar que ante estas circunstancias, Covid-19 ha generado cambios importantes. Luego del encierro para evitar los contagios, la demanda se redujo drásticamente, lo que generó el cierre de muchas refinerías y el despido de muchos trabajadores. La reapertura provocó un aumento en la demanda, y ante la lentitud del reabastecimiento, los precios continúan elevándose, aunque expertos sugieren que es un proceso temporal.

“Bueno, Covid es la principal razón por la que los precios se han acelerado tanto en los últimos seis meses” señaló Patrick de Haan, director de Análisis de Petróleo de GasBuddy, en una entrevista para CNBC. “Y es porque Estados Unidos ha vuelto a la normalidad”.

3. Impuestos y aumentos

Los impuestos y las políticas estatales también son determinantes para el precio de la gasolina. Aunque el impuesto federal a la gasolina se ha mantenido sin cambios desde 1993, cada gobierno estatal se rige distinto.

36 estados han aumentado o reformado sus precios de la gasolina desde 2010 y sólo 10 estados han pasado dos décadas o más sin un aumento. Alaska, por ejemplo, no ha aumentado su impuesto a la gasolina en 51 años. Sin embargo, existe un rango bastante amplio entre los estados con impuestos más bajos y más altos. Y otra vez California no es la mejor parada en este rubro.

“En términos de la formulación que exige la Junta de Recursos del Aire de California. Básicamente, tienes un programa de gestión de carbono, los californianos están obligados a pagar por mucha contaminación que emiten sus vehículos. Eso suma otros 15 a 20 centavos por galón”, aseguró de Haan.

California, que tiene la gasolina más cara del país, también tiene los impuestos más altos del país. Mientras el promedio nacional está cerca de 50 centavos por galón, el estado promedia aproximadamente 85 centavos por galón.

En general, los estados con impuestos más bajos también tienen precios más bajos de la gasolina.

También te puede interesar:

• Precio récord de la gasolina: alcanza los niveles más altos en 6 años, mientras Biden discute con la OPEP
• Precio de la gasolina: cuántos litros de combustible puede comprar un estadounidense con un sueldo promedio
• Los 10 autos a gasolina que gastan menos combustible