Juicios por lesiones personales en Estados Unidos: cómo ganar uno

Estados Unidos es reconocido en otras partes del mundo por ser uno de los países que más casos de demandas se presentan por causa de daños personales, donde el demandante suele ganar

demanda por accidente y daño personal

Si tienes un accidente en la vivienda de alguien más, podrías demandarlo por daño personal. Crédito: Shutterstock

Cada año, se presentan más de 400,000 demandas por daños personales en Estados Unidos y, según el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, entre el 90% y el 95% de los casos de lesiones personales ni siquiera llegan a juicio. En pocas palabras, hay altas posibilidades de ganar una demanda si sufriste algún daño o lesión en alguna propiedad pública o privada.

Para aspirar a ganar un juicio de cualquier índole, hay que comenzar por recomendar acercarte con abogados especializados en el tema. Si bien hay personas que se aventuran a representarse a sí mismas, el desconocimiento sobre los recovecos legales podría ocasionar que pierdan la posibilidad de ser recompensados financiera, médica y personalmente. Para ello, hay que empezar por entender que es un daño personal y cuándo se aplica una reclamación.

¿Qué es un daño personal?

Un daño personal es una lesión física y/o emocional causada por las decisiones o acciones erróneas, descuidadas, imprudentes o intencionales de otra persona. Si bien es claro y común el entendimiento de los daños personales cuando se sufre de algún accidente o delito, como puede ser el choque entre automóviles o un asalta violento, también se pueden presentar casos de demanda por negligencia médica o incluso caídas en establecimientos y otros sitios.

¿Cuándo se presenta una reclamación por daños personales?

Una reclamación por daños personales es una demanda legal de compensación económica presentada por la víctima de un daño personal contra la parte que causó el daño o la persona responsable de la conducta de esa parte culpable.

Por ejemplo, puedes presentar una demanda por lesiones personales contra un conductor imprudente que causó un accidente de tráfico, un propietario que no te advirtió sobre un suelo resbaladizo o un médico que no diagnosticó un cáncer mortal.

El principal objetivo de una reclamación por daños personales, es que la víctima sea indemnizada por:

• Gastos médicos pasados y futuros relacionados con la lesión.
• Otros gastos de bolsillo causados por la lesión.
• Pérdida de salarios o ingresos pasados y futuros que la víctima deja de percibir a causa de la lesión.
• Dolor, sufrimiento, daño a las relaciones personales y otros problemas de la vida resultantes de la lesión.

Dentro del proceso, un abogado experto en lesiones personales validará sus reclamaciones por lesiones personales por medio de una demanda formal de prestaciones del seguro a una compañía de seguros, presentando una demanda contra la parte culpable.

“A veces, la conducta ilícita que causa una lesión personal es tan escandalosa, imprudente o intencionadamente dañina que la víctima puede solicitar también el pago de daños punitivos, cuyo objetivo es castigar esa conducta y disuadir a otros de incurrir en ella en el futuro”, señala Michael Gibson, abogado de la firma Auto Justice Attorney.

¿Cómo ganar una demanda por daños personales?

Si bien cada caso es distinto, hay aspectos de la demanda que podrían hacer la diferencia entre ganar o perder una demanda por daños personales. Aunque el abogado a cargo de tu caso es responsable de conseguir las pruebas y tener las herramientas necesarias para ganar el juicio, tú debes conocer algunos de los requisitos a cumplir para lograr el objetivo de tu compensación.

Ten una revisión médica

Incluso antes de conseguir un abogado es esencial que si tuviste alguna lesión, sin importar la magnitud de la misma, debes ser revisado por un médico. Aunque la principal razón de ir con un médico es priorizar la salud, haber tenido una atención rápida y oportuna te garantiza tener la prueba fehaciente de que sufriste un daño personal. El historial médico y el tratamiento que recibirás también jugarán un papel fundamental en tu demanda.

Recopilación de pruebas

Como en cualquier tipo de juicio, lo que se menciona se debe sustentar con pruebas. El abogado de la víctima debe recopilar y presentar las pruebas para demostrar la responsabilidad del demandado y de cómo sus acciones u omisiones conllevaron la lesión de la víctima. Por medio de estas pruebas también debe establecerse la cantidad de compensación esperada para resarcir los daños. Desde la declaración jurada de un testigo hasta los documentos, objetos, fotos y videos pueden formar parte de las pruebas.

Contratar un abogado especialista en daños personales

La experiencia de un abogado en otros casos de daños personales es fundamental a la hora de elegir al idóneo para tu situación particular. Aun cuando un abogado parezca infalible, hay que considerar que cada caso es distinto; pero cuánta más experiencia tenga en el tipo específico de reclamación en cuestión, más posibilidades tendrá de ganar.

También te puede interesar:

• Aunque el seguro para inquilinos podría cubrir daños por mordedura de perro, no aplica para todas las razas
• Accidentes de trabajo: los 5 tipos de compensación que podrías recibir por un accidente de grúa en Estados Unidos
• Seguros en EE.UU.: qué es la responsabilidad de anfitrión y por qué debes tenerla en cuenta si ofreces una fiesta de Año Nuevo

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain